Casas: ideas e inspiración | homify

Casas

La casa: construir, amoblar, vivir

Elegir una casa es uno de los proyectos más grandes y apasionantes en los que se puede embarcar una persona. El primer paso es diseñarla, una de las fases más emocionantes de un proyecto de vivienda, ya que es aquí cuando el diseñador pone todas las ideas en papel y ve cómo sus sueños comienzan a tomar forma en la página. Este necesitará tener una idea del estilo que desee construir: por ejemplo, ¿será una mansión, tendrá estilo victoriano, o será una sencilla casa rodante?  ¿Se requerirá una vivienda con jardín o solamente se necesitará una casa de veraneo? Si a un comprador le preocupa el medio ambiente, este también puede decidir considerar diseños de casas ecológicas. Una vez que esto se decide, es hora de pensar en decoración de casas: es momento de elegir colores y temas, y de comenzar a ver muebles. Finalmente, hay algunas consideraciones prácticas que tienen que ver no solamente con dónde todas las partes involucradas quieran vivir, sino que también con cómo deseen vivir. ¿Hay alguna característica especial que desees incluir en este nuevo hogar, como por ejemplo, dejar espacio para un bar o un gimnasio? Se necesitará además comprar equipamiento para estos espacios. Una persona puede elegir construir su propio hogar de acuerdo a sus especificaciones exactas, o encontrar algo similar para arrendar o comprar.

Ideas e inspiración para el hogar

Alguien puede decidir diseñar una casa y luego darse cuenta de que no sabe por dónde empezar. Si es así, ¡no hay que preocuparse! Todo lo que se necesita es un poco de inspiración. Puede que se intente elegir algunas de las tantas revistas de diseños de casas e interiores en oferta y navegar por la red también en busca de ideas. ¡Es seguro que la inspiración vendrá a todo quien vea las deslumbrantes fotografías y las pistas y los consejos de homify!  Entre los aspectos a considerar, se encuentran los siguientes: materiales de construcción (¿diseño tradicional de ladrillos rojos? ¿O quizás artesonados modernos, o incluso una casa construida de arcilla?), techumbre (¿tejas pequeñas, teja gris pizarra, o quizás un techo de paja a la antigua?), y terminaciones y enlucidos (¿preferirás solamente vigas a la vista y cielo elevado? ¿O te inclinarás por terminaciones de concreto y laminado metálico moderno?) En un escenario ideal, la persona que busque construir un nuevo hogar necesitará saber exactamente lo que desea antes de finalizar planos de casas (y con seguridad antes de contratar a un constructor o de hablar con un corredor de propiedades), por lo que pensarlo todo con anticipación es una obligación.

¿Qué casa es la correcta para mí?

Hay muchos tipos y estilos de casas, y para qué hablar de tamaños. Una vivienda unifamiliar es perfecta para parejas con o sin hijos, tal como lo son los departamentos. Si planeas dividir el costo de un hogar compartiéndolo con amigos, una vivienda multifamiliar puede ser precisamente lo que estés buscando. El lugar donde una persona piense en vivir tiene también relevancia, especialmente con respecto a los materiales que se desee considerar. Una casa de concreto se ajustará al futuro propietario que considere una ubicación altamente ventosa o susceptible a inundaciones, pero en el caso de que este no busque en una zona de condiciones climáticas extremas, una casa de madera puede ser un sueño hecho realidad. Para quienes con frecuencia sueñen con vivir temporalmente en distintos lugares y conducir sin destino fijo, invertir en una casa rodante podría ser ideal, ya que de esa manera no existe atadura alguna a ningún lugar.

¿Cómo diseño la casa de mis sueños?

El diseño de tus sueños necesita originarse en tu cabeza y en tu corazón. Una persona debe poner en papel todas las características que podría incluir el nuevo hogar. Luego, debe usar el sentido común y tomar en cuenta consideraciones prácticas para descartar lo que no sea factible o posible, o lo que esté fuera de presupuesto. Así, tu sueño será realista, lo que hará que sea incluso más emocionante por el hecho de que es realizable.

¿Qué necesita considerarse al planear una casa?

El presupuesto es un punto fundamental: tienes que ser realista sobre lo que puedes o no costear. Una vez que hayas fijado un presupuesto, debes ceñirte a él para determinar cuántas habitaciones se puede albergar o qué zonas son asequibles para vivir. La ubicación también es un tema de peso al planificar la vivienda, especialmente con respecto al clima. Quizás necesites una vivienda particularmente firme y de concreto, o tal vez una hecha en madera que se mantenga fresca con facilidad sea una mejor idea para una zona de clima cálido. Por último, pensar a futuro es de gran ayuda. ¿Hemos completado la familia, o necesitaremos habitaciones adicionales para los pequeños del hogar en un futuro próximo? Esta pregunta influirá en todas nuestras decisiones.

¿Debo arrendar, comprar o construir?

Esta es realmente una decisión personal que debe tomar cada individuo.  El presupuesto será un factor; si es imposible pagar un pie o no quieres endeudarte, arrendar es probablemente la mejor opción. Arrendar puede también ser la opción ideal para quienes no se sientan del todo satisfechos con una zona en específico y no sepan si desean quedarse allí para siempre. Si una familia no tiene tiempo para dedicarse a diseñar desde cero, o si sus gustos son bastante sencillos y pueden satisfacerse con lo que ya está disponible en el mercado, entonces comprar es una opción clara. El mayor sueño es construirla. Si el presupuesto es flexible y hay involucrada al menos una persona del tipo creativa y desbordada de ideas de diseño que no pueden satisfacerse fácilmente, por ejemplo, con una casa prefabricada, diseñarla y construirla puede ser el sueño hecho realidad.

Valor de las viviendas

El valor de una vivienda depende en gran medida del comprador o del dueño, y también influye el tamaño y la ubicación. Si busca comprar una casa de una habitación en un área suburbana, puedes encontrarlas a $5 millones por lo bajo y hasta los $100 millones para propiedades más grandes en zonas más centrales.  Los arriendos oscilan entre los diez mil hasta los cientos de miles de dólares por mes, y para el diseño y la construcción desde cero, ¡el cielo es el único límite de gasto! Construir con un presupuesto limitado o gastar muchísimo dinero va a depender realmente de las ideas que los futuros propietarios tengan, pero tiende a ser la alternativa más cara, ya que es necesario considerar el costo del terreno, los materiales y la mano de obra, todos elementos que no se consideran en casas en arriendo o en casas prefabricadas a la venta.

¿Qué tamaño debe tener?

Una pareja sin hijos puede perfectamente vivir en una propiedad de una habitación. Sin embargo, si se piensa en agrandar la familia, se debe considerar tener al menos una habitación adicional que pueda usarse como el cuarto del bebé.  En el caso de que exista un negocio familiar, tener otra habitación para usarla como oficina es una buena idea.  Al final, se reduce a lo que se necesite para el tamaño de la familia y a lo que permita el presupuesto.

¿Cómo puedo encontrar la casa correcta?

La mejor manera es salir en su búsqueda. Todo ayuda: pasear por tus barrios preferidos, conversar con corredores de propiedades, y echar un vistazo a anuncios en diversos diarios locales.

¿Cómo lo hago para construirla?

Sentarse y realizar el diseño ideal es la mejor manera de comenzar. Puedes luego comenzar a usar homify para obtener pistas y consejos, y encontrar un constructor o una empresa de construcción que lleve a cabo el trabajo.

¿Cómo puedo encontrar al arquitecto correcto para mi proyecto de construcción?

Usa la red o anuncios locales para encontrar empresas locales, habla con al menos cinco y obtén cotizaciones de todos. La mejor manera de entonces proceder es elegir al arquitecto que pueda ofrecer lo máximo para el presupuesto disponible.

¿Cómo decido si renovar o construir?

Sencillo. Si tu vivienda actual aún te resulta muy útil, lo mejor es intentar quedarse en ella y renovarla. No obstante, si tu hogar le quedó pequeño a tu familia, o si no resistirá los tipos de arreglos que se planean, la mejor opción será construir una nueva.

¿Qué estilo debo elegir para mi hogar?

¡Hay tantos entre los que elegir!  Afortunadamente, homify puede ayudarte a decidir por medio de guías completamente ilustradas con todos los principales modelos de casas. Las casas modernas, como por ejemplo las casas modulares, tienden a ser más luminosas y espaciosas, con formas inusuales y diseños ecológicos hechos con materiales que no dañan al medio ambiente. Una casa de estilo rural será más típicamente tradicional, de piedra o ladrillo rojo. Las casas clásicas tienden hacia lo histórico y atraerán a los fanáticos de la arquitectura de período con su sello de siglos pasados. Las casas minimalistas están diseñadas para aquellos propietarios que deseen llevar una vida más sencilla y menos recargada, con espacios utilizados de modo inteligente, solamente muebles básicos y pocos adornos y accesorios. En homify, facilitamos a los arrendatarios, los propietarios y los diseñadores la elección del mejor estilo para ellos, sus gustos y sus necesidades.