Dormitorios infantiles: ideas e inspiración | homify

Dormitorios infantiles

La pieza de los niños- Un lugar para soñar

El mundo puede ser un lugar de enorme para un niño. Es por eso que es importante que su dormitorio entregue una sensación de seguridad y comodidad. Debe ser un lugar donde tus niños se sientan en casa, lleno de elementos que incentiven su imaginación y curiosidad. Al mismo tiempo, debe ser un lugar práctico, capaz de soportar el desgaste y fácil de renovar, sin tener que incurrir en una gran gastos. Ideas e inspiraciones para dormitorios infantiles

Si quieres descubrir buenas ideas para el dormitorio de los niños, con gran variedad de ideas para los muebles y conceptos de decoración para todas las edades, visita la sección dedicada a dormitorios infantiles en el sitio web de homify. Inscríbete gratis y podrás crear tu propio libro de ideas que te ayudará a definir tus ideas hasta que estés listo para comenzar a diseñar. ¿Cómo decorar la habitación de un bebé? Al buscar ideas para esta habitación, ten en cuenta que querrás que sea acogedora y cálida. Papeles murales pintados y telas con estampados, pueden crear una sensación de suavidad y comodidad, los cuales pueden ser combinados con otros elementos. E inclusive, si eres hábil con la brocha, quizás te parezca una buena idea pintar los muebles con plantillas y combinarlos con el esquema de colores que hayas elegido para la habitación. Ciertos rincones y ángulos extraños pueden convertirse en lugares atractivos para guardar los juguetes, mientras que en una gran habitación puede incluso tener una pequeña sala de estar. Así se libera espacio en el suelo para otro tipo de elementos relacionados con el bebé, como una silla o un mudador. Por último, es recomendable poner cubiertas de seguridad en los enchufes de las paredes para evitar que tu niño meta sus dedos dentro de ellos.

  ¿Cómo diseño la habitación de un niño?

Independiente de si el diseño del dormitorio es para un niño o una niña, una buena idea para hacerlo más entretenido es dividirlo en distintas zonas, es decir: un lugar para dormir, una zona de juegos y quizás un área de trabajo con un escritorio de tamaño infantil donde puedan hacer la tarea. Asegúrate de incorporar suficiente espacio para guardar el desorden que resulta después de una tarde de juegos. Da a la habitación cierta prolongación pintándola con tonos brillantes pero sofisticados y que no parezcan infantiles para tu hijo a medida que va creciendo; puedes también cambiar ciertos muebles para mantenerla al día con sus últimos pasatiempos e intereses. Además, vale la pena instalar una pizarra o algo similar: esto le dará a tu hijo un lugar donde pueda expresarse, haciéndolo menos propenso a rayar las paredes. ¿Cómo diseño un dormitorio juvenil? Los dormitorios juveniles deben dar la sensación de mayor edad que las habitaciones infantiles, pero deben contener cierto espacio para la diversión. Dada la rapidez con que los adolescentes atraviesan distintas etapas, es recomendable optar por una combinación de colores neutros que se puedan personalizar en un futuro según sus propios toques y gustos. Cada idea que tengas en mente debe reflejar los gustos y temas relevantes de la vida de tu hijo o hija. Por ejemplo, las habitaciones juveniles destinan una considerable espacio al estudio: Un escritorio y una silla cómoda, crearán una zona ordenada y bien organizada.

Otra buena idea, es instalar una cama de dos plazas con un respaldo grande y un closet apto para sus modas, mientras que lo que antes era la zona de juegos de la habitación se puede transformar en una zona de descanso donde pueda invitar y compartir con sus amigos. Algunos consejos para la habitación de los niños

Si bien resulta tentador dejar volar la imaginación al renovar el dormitorio de tus hijos, es importante también tomar algunas medidas prácticas para esta tarea. Por ejemplo, si estás pintando la habitación, selecciona una pintura que sea fácil de limpiar y resistente. Ten presente la salud y la seguridad: si quieres colgar un cuadro, asegura los tornillos firmemente a la pared para que no se caigan, y decora el suelo con una alfombra antideslizante, que no saldrá disparada al ser atravesada por los niños. Considera una parte importante de tu presupuesto para muebles con divertidos diseños infantiles, especialmente los que se pueden desplazar de lado a lado: estos pueden aumentar considerablemente el encanto de la habitación y ayudan a estimular las mentes jóvenes y sus habilidades motoras. Si dos o más niños comparten la habitación, puedes utilizar separadores de espacio entre las camas para que disfruten de un poco de privacidad. 

¿Qué color debo usar para las paredes de un niño?

Los colores de las paredes deben ser alegres, animados y crear una sensación de espacio. Algunas de las opciones más usadas son el azul cielo, amarillo botón de oro y colores en tonos rosados para las niñas, así como variaciones más tenues de estos tonos para los más mayores. Puedes jugar con estos colores de forma más audaz a la hora de elegir las fundas para los plumones, los cojines de los asientos y así sucesivamente. El papel mural con estampados y tonos brillantes, es una manera segura de añadir colores que entreguen diversión y energía a la niños en una habitación, pero si quieres una opción más versátil, considera stickers con motivos infantiles para las paredes. Estos son además una manera simple y fácil de convertir un dormitorio infantil en un mundo de fantasía, con árboles de su tamaño y animales, ya que se pueden sacar y reemplazar al igual que los cambios en los gustos de tu hijo. ¿Qué tipo de piso es el adecuado para la habitación de un niño?

Las alfombras representan una superficie de juego flexible y agradable, y también ayudan a aislar el resto de la casa del ruido que cualquier niño sano y activo suele hacer. Sin embargo, una de sus desventajas es que pueden acumular manchas y retener el polvo y la suciedad. Las alternativas incluyen el corcho y caucho, ambos son suaves para los pies y fáciles de limpiar, mientras que una opción más asequible puede ser el piso laminado. Otra idea simple que puede verse muy atractiva es pintar el piso, ya sea en un sólo tono o en franjas de colores combinadas; esto puede ser una excelente base para una casa de árbol o quizás una temática pirata para un dormitorio. 

¿Qué decoración se ajusta mejor a mi hijo?

Ciertos temas relativos a los dormitorio infantiles parecen nunca pasar de moda. En el caso de los hombres, las ideas tienden a girar en torno a los dinosaurios, el espacio, los deportes y los piratas, mientras que las ideas para las mujeres suelen implicar motivos como princesas, castillos de hadas y sirenas. Sin embargo, no todos los niños quieren que sus habitaciones sean decoradas con un mismo tema, y también debes considerar que sus gustos cambiarán a medida que va madurando. Si vas a comprar los muebles del dormitorio de un niño, busca estantes robustos pero elegantes, que cuenten con espacio para el desorden junto con piezas que se puedan acoplar de manera atractiva, como una tienda de campaña o un túnel que lo pueda atravesar. En cuanto al cuarto de niñas, opta por elementos que se puedan actualizar de vez en cuando, combinados con cojines nuevos para los asientos, y muebles con compartimentos abiertos, con los que tu hija pueda entretenerse organizando sus libros y juguetes. Las cortinas pueden ayudar a establecer el tono de la habitación, utilizando elementos como flecos y un lindo velo, con temática de princesas, hasta estrellas y planetas sobre un fondo azul oscuro para una apariencia de ciencia ficción. 

Creando una pequeña habitación para niños

No hay razón para que el dormitorio de los niños se vea plano y aburrido. Acepta el desafío de buscar formas innovadoras de convertirlo en un refugio acogedor con todo lo que un niño quiere tener al alcance de su mano. Además de ser un elemento atractivo en sí mismo, los camarotes – altos y medios – harán un mejor uso del espacio disponible, incluso duplicando las áreas de almacenamiento o de escritorio. También puedes optar por soluciones más innovadoras, como organizadores colgantes que pueden añadir encanto y novedad a un pequeño espacio. 

¿Qué estilos hay para los niños?

Habitación para niños con estilo clásico El estilo clásico ofrece el sueño eterno de una infancia perfecta. Los esquemas de colores son más bien conservadores, con tonos pasteles suaves y tonos apagados, azules marinos y rosas, y estampados usados con moderación. Puedes incluir toques modernos, como un escritorio para el computador portátil, pero también debes considerar elementos tradicionales, tal vez en el estilo de la cama o el sistema de iluminación. Es un estilo que funciona mejor cuando se tiene una habitación amplia para jugar, permitiendo largas y elegantes cortinas y muebles acolchados.

Dormitorio moderno para niños El dormitorio estilo moderno se caracteriza por ser luminoso y agradable, por lo general con paredes blancas y suelos lisos laminados, complementados con stickers de pared de gran tamaño y muebles oscuros y elegantes. Las ideas prácticas de almacenamiento son una característica de la mirada moderna, desde la estantería incorporada que explota rincones de la habitación hasta esquinas para cajas modulares de acopio que mezclen y combinen distintos colores. Este estilo es fácil de adaptar tanto para niños como para niñas, y adecuado para adolescentes y pre-adolescentes. Además, calza perfecto en propiedades modernas, especialmente aquellas con habitaciones más pequeñas, donde el ahorro de espacio es fundamental. 

Habitaciones con estilo ecléctico para niños El estilo ecléctico incorpora una sensibilidad contemporánea, propia del Pop Art en los dormitorios infantiles. No tengas miedo de usar colores y patrones fuertes juntos en combinaciones que choquen bruscamente: un papel mural de lienzo pintado, contrastado por ejemplo, con una alfombra decorada con platillos voladores. Los muros amplios son un básico, cubiertos de extremo a extremo para terminar en un mural vivo, o adornado con pinturas o carteles. Esta es una buena oportunidad para crear interés con móviles, pantallas de lámparas que brillan de forma inusual y muebles más kitsch. Es un estilo divertido, que puede dar vida incluso al dormitorio más monótono y tradicional. 

Dormitorios infantiles con estilo escandinavo El estilo escandinavo es tranquilo y bien aireado, pero también ofrece una poderosa sensación de santuario y comodidad. Puede ser tan sencillo como paredes tonos neutros, algunos con maderas superpuestas o tablones pintados, y ropa de cama blanca. Pero si se combina con un papel mural azul y blanco y ropa de cama que combine, se puede crear un verdadero cuento de hadas en un mundo de nieve. Este es un estilo que se adapta particularmente a las casas de madera construida en el campo o similares.