Livings estilo escandivano: ideas, diseños e imágenes | homify Livings estilo escandivano: ideas, diseños e imágenes
Error: Cannot find module './CookieBanner' at eval (webpack:///./app/assets/javascripts/webpack/react-components_lazy_^\.\/.*$_namespace_object?:3646:12) at at process._tickCallback (internal/process/next_tick.js:189:7) at Function.Module.runMain (module.js:696:11) at startup (bootstrap_node.js:204:16) at bootstrap_node.js:625:3

Livings estilo escandivano: ideas, diseños e imágenes

Cómo decorar living al estilo escandinavo

El estilo escandinavo ha arrasado a lo largo del mundo con un look distinguido y especial. Con un claro enfoque que mezcla la simplicidad, el minimalismo y la funcionalidad, esta tendencia del diseño, que apareció en los años 50' y que se basa en las temperaturas frías de los países del norte de Europa, ha traído elegancia y estilo a muchos hogares en todo el mundo.

En este artículo vamos a ver los mejores consejos e ideas para diseñar el living, el principal espacio social de la casa, según el estilo escandinavo.

Es importante tener en cuenta que cuando estamos creando cualquier espacio inspirado en este estilo, el mejor consejo para empezar es limpiar el espacio de absolutamente todo lo que tiene. Mejor sacar todo el amoblado, la decoración, los accesorios de la pared, y solo volver a poner lo que es absolutamente necesario para el estilo escandinavo. Con eso en cuenta, vamos a ver qué más podemos hacer. 

Iluminación

Con pocas horas de luz en los meses de invierno, la forma en que la iluminación es usada en este estilo es esencial, especialmente en el interior de la casa. Los interiores suelen tener una iluminación que va bien de la mano con el sentir propio de los dueños de casa, y consecuentemente en el humor que queremos crear al interior. En el estilo escandinavo, las luces suelen tener un cierto diseño que asemeja al industrial, con lámparas colgantes de tamaño medio, que compensen en cierta forma el espacio que no se usa a nivel de suelo. Luces de vela son también bienvenidas, dándole al interior un toque de calidez y un brillo especial. 

Forma y función

En cuanto a amoblado, las líneas limpias y claras son esenciales. Sillones, mesas y sillas llevan una tendencia moderna con bordes suaves y tonos de colores claros que recuerden a lo natural. Este estilo también se enorgullece de mostrar un diseño innovador y funcional cuando se trata de decorar interiores. Una tendencia de muebles con niveles múltiples y del tamaño de la pared habla sobre la necesidad de ser cautelosos con el uso del espacio a través de espacios de almacenamiento práctico y que llame la atención visualmente.

No olvidemos los puff. Sin importar mucho el espacio escandinavo que estamos viendo, un puff es común que se encuentre, especialmente en el living, pues sirven como espacio para sentarse, útiles para usar el espacio disponible, y al mismo tiempo como un buen accesorio decorativo, que se puede encontrar en distintos colores, patrones y texturas.

Pisos claros

No se van a encontrar pisos alfombrados, y casi nunca alfombras, en el estilo escandinavo. Tradicionalmente, en este estilo abunda la madera, generalmente dejada en su color natural o pintada de blanco. La elección de este color para la madera permite expandir el espacio del living, que se suele juntar con otros espacios sociales que cuentan con los mismos tonos característicos del estilo, y ayudan también a reflejar más y de forma equitativa la luz natural que entra.

Flores frescas En el diseño interior escandinavo, es importante contar en el living con toques de vida natural y brotes de color. Las flores dejan de ser un lujo en este estilo, y se transforman en una necesidad. Buenas ideas son flores de colores vivos y de tonos tirados al blanco, o más bien neutros como las suculentas.

Colores neutros

Siempre han sido propios del estilo escandinavo los colores claros. El blanco y los grises, junto con toques negros y café generalmente se mezclan entre sí para crear un espacio limpio y relajante. Últimamente, distintos diseñadores han logrado introducir de manera exitosa colores más 'pop', como el rosado y verdes esmeralda para acentuar ciertos detalles y darle al espacio un look más variado. Fondos y paredes en blanco y negro, con sombras grises, funcionan muy bien en el living, y entregan una vista que parece combinar el minimalismo moderno con uno más urbano. Eso sí, tengamos cuidado al usar el color negro de manera excesiva. El negro tiene que estar presente, pero solo en detalles y para recalcar la atención sobre ciertos elementos decorativos.

En cuanto a las paredes, tengamos en cuenta que no todos los livings de estilo escandinavo tienen paredes peladas. Muchos espacios de este estilo gustan de mostrar arte en las paredes, generalmente de tamaños medianos y grandes. Sea cual sea nuestra elección, es importante mantener las paredes en blanco y negro, y no poner arte demasiado colorido, para que el look del living sea más suave a los ojos y al espacio.

Algo parecido ocurre con las cortinas. Teniendo en cuenta que la idea es aprovechar al máximo la luz natural del sol, las ventanas que tienen cortinas, si es que las tienen en absoluto, las tienen simples y blancas, permitiendo entrar toda la luz natural que se pueda,  y al mismo tiempo regulándola. 

Interiores despejados

Finalmente, una de las principales características de un living escandinavo es la escasez de amoblado. Pero mejor no usemos la palabra escasez, que suena a falta, sino que mejor entendámoslo como un uso funcional y óptimo del espacio, con amoblado simple y dedicado a la funcionalidad, poniendo especial énfasis a su capacidad de almacenamiento. Así, la decoración del living se lleva por el mantra de 'menos es más', manteniendo a los espacios con una apariencia limpia y visualmente relajante.