Ideas para reformar tu cocina sin obra (y con poco dinero)

Solicita Cotización

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de Privacidad y acepto que mi información anterior sera procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro

Ideas para reformar tu cocina sin obra (y con poco dinero)

José Manuel Peñalver Romero José Manuel Peñalver Romero
de Amarillo Interiorismo Moderno
Loading admin actions …

Muchas personas cuando sienten la necesidad de realizar cambios en la casa prefieren no hacerlos de forma radical, transformándolo todo de arriba a abajo, sino que con unas pequeñas modificaciones fruto del ingenio, la creatividad y la imaginación, obtienen un resultado renovador sin necesidad de haber derribado muros, entrado en obras farragosas y desembolsado una considerable cantidad de dinero. Reforma no implica necesariamente ninguna de estas cosas. Y el resultado es igualmente satisfactorio. Esto es lo que te mostramos en este artículo de homify. Unas cuantas ideas para que cambies el aspecto de tu cocina de una forma rápida, cómoda y con muy pocos gastos. Ideas a las que les puedes poner también tu propio aliño.

Cambio de texturas (1ª parte)

¿Tu cocina es de las que tiene esas viejas cenefas con adornos florales? Permítenos sugerirte un cambio a nuevos materiales y diseños mucho más modernos y atractivos. Deja atrás esa parte del revestimiento y decántate por el gresite, el mármol o el granito. No tienes por qué cambiar todas las paredes, sólo aquellas que más protagonismo tienen y elegir una disposición de la piedra original y elegante. Por ejemplo en mosaico.

Cambio de texturas (2ª parte)

La intención de cambiar las texturas de las paredes es crear un ambiente mucho más acogedor y que invite a la estancia. La cocina es una zona de trabajo, no siempre agradable cuando se trata de cortar, pelar o lavar, y es bueno procurar una atmósfera acogedora que genere actitudes positivas. En definitiva, que te guste estar en la cocina. Los revestimientos de piedra en sus múltiples texturas tienen este poder.

Una nueva iluminación

¿Cómo? ¿Que todavía mantienes en la cocina las viejas lámparas fluorescentes? Eso hora de darse una vueltas por los diferentes sistemas de iluminación y empezar a cambiar algunas cosillas. Hoy en día, la tecnología LED ofrece un gran ahorro energéticos y un sistema de iluminación moderno y de diseño. Puedes instalar barras con focos en el centro del techo, bajo los armarios para dar luz a la encimera o incluso dentro de los armarios.

Atrévete con el color

Si no quieres cambiar la cocina entera pero sí darle otra oportunidad a través del color, puedes pintarla. Hay pintura especial para azulejos y para superficies lisas como la melamina, que sin desmontar ningún armario cambias el aspecto general en un abrir y cerrar de ojos. Elige, eso sí, tonos y colores que no saturen demasiado el ambiente. Ahora bien, si decides cambiar a muebles originales el desembolso económico será mayor. Tú decides,

Desnuda la cocina

Para este concepto necesitarás una buena dosis de desapego y una gran organización. Primero, prescindiendo de armarios y dejando libres las paredes, lo cual requiere desprenderte de todo aquello que no es verdaderamente útil; y segundo, organizar muy bien todo el contenido de la cocina en estantes, baldas o cestas que garanticen la comodidad. Si lo consigues el aspecto final será una atmósfera limpia y despejada. 

Vuelve a lo vintage

Como decíamos antes, no es necesario cambiar toda la cocina de arriba a abajo. Si, por ejemplo, el estilo vintage te enamora y el tipo de muebles que tienes te lo permiten, puedes lijar la superficie, quitar la pintura anterior y volver a pintarlos de nuevo con tonos suaves. Puedes añadir algún detalle como unas lámparas a juego e incluso cambiar los tiradores de armarios en favor de otros mucho más antiguos y evocadores. Es otra posibilidad.

Cambia sólo algunas puertas

A veces sólo es necesario hacer algunas pequeñas modificaciones en ciertos elementos para que la cocina cobre un aire diferente. Una propuesta es cambiar las puertas opacas de los muebles altos por puertas de cristal que sirvan como expositores de la vajilla, la cristalería o el juego de té. Después colocas una tira de luces LED en su interior y el escaparate estará listo. Y sin haberte gastado demasiado dinero.

Los objetos decorativos

Para que tu cocina luzca otro aspecto diferente, una idea más es añadir algunos estantes en los que colocar objetos decorativos, obviamente, supeditado a que dispongas de espacio suficiente en la pared. Puede ser una colección de porcelana, un juego de café, algunos utensilios antiguos que ya no se usan pero que evocan como ninguno otras épocas y ambientes o incluso artesanía. Todo contribuye al cambio.

Sin renunciar a la creatividad

El factor sorpresa siempre ha de estar presente en la decoración. Y hay muchas formas de conseguirlo. En este caso una pared nos sirve como soporte de comunicación a lo grande para dejar por escrito nuestras intenciones mediante una frase motivadora. También puedes aprovechar las paredes para colocar vinilos con otro tipo de imagen o motivo. La cocina es un espacio muy versátil que se presta a cualquier innovación.

Si quieres más inspiración visita Ideas para la cocina.

Fachada con iluminación nocturna modelo Chipiona Casas inHaus Casas estilo moderno: ideas, arquitectura e imágenes de Casas inHAUS Moderno

¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!