Mi primer departamento ¿Qué necesito saber?

Irene M.Tutor Irene M.Tutor
Genghis Studio Comedores de estilo moderno
Loading admin actions …

Ha llegado el día, te has decidido a independizarte, a vivir por tu cuenta y levantar un hogar, con todo lo que conlleva. Pues bien, es importante que conozcas como será el proceso hasta empezar a residir en tu primer departamento para que no te lleves ninguna sorpresa, ya que durante el día a día de tu vida en este nuevo hogar podrán surgir multitud de dificultades a las que tendrás que hacer frente, con o sin ayuda.

Todo empieza por escoger el medio a través del cuál buscaremos nuestra casa, puede ser desde avisos en el diario, inmobiliarias o portales de Internet. Infórmate sobre el precio de las viviendas en tu ciudad y las condiciones municipales si te animas a alquilar un apartamento, de esta forma irás bien preparado cuando llegue el momento de firmar el contrato. ¿Estás preparado?

¡Mudanza va!

Mudarse puede llegar a convertirse en una experiencia traumática, en la que por unos días nuestra rutina puede parecer un auténtico caos en el que las cajas de cartón y el papel de embalaje parece haber tomado el control de nuestra vida. Sin embargo, al mismo tiempo puede ser una buena oportunidad para hacer inventario de todo lo que tenemos, hacer limpieza de aquello que no usamos y empezar en nuestro nuevo hogar con buen pie. 

En primer lugar, has de mentalizarte de que durante unos días tu vida social y descanso se van a situar en un segundo plano, por eso es importante que te tomes la mudanza con filosofía y seas consciente del tiempo que vas a poder dedicarle. Piensa que al menos un día estará ocupado por el transporte y al menos dos o tres tanto para empaquetar todo como para acomodarlo en tu nuevo apartamento. Empieza por el dormitorio principal y así podrás empezar a vivir ahí desde el primer día.

Comienza la búsqueda de casa

En primer lugar, cuando te decides a independizarte y alquilar tu primer departamento, has de considerar cuáles son tu posibilidades económicas y a qué tipo de vivienda podrás acceder, esto incluye la posibilidad de compartir vivienda o, por el contrario, vivir sólo. 

El hecho de compartir departamento puede tener muchas ventajas, siempre y cuando aciertes con tu elección, ya que así se dividen los costes de alquiler y otros gastos ligados al uso de la vivienda. Por otro lado, puede suponer un auténtico reto personal, ya que tu estabilidad dependerá de otras personas en caso de que creen una convivencia conflictiva o dejen de pagar su parte. De ahí que, si tienes los recursos económicos para ello, escoger un apartamento independiente te evite complicaciones.

Por otro lado, la búsqueda de vivienda normalmente no va de un día para otro y necesitaremos iniciar nuestra búsqueda varios meses antes de la fecha que hemos barajado para mudarnos. Organiza varias citas con los propietarios para visitar las viviendas y pasea con antelación por la zona para tener una idea de cómo es el barrio y de qué servicios puedes encontrar cerca de casa.

Si ya has encontrado tu nuevo hogar

Si tienes la posibilidad de visitar en varias ocasiones el que será tu nuevo hogar, dedica un tiempo a analizar detenidamente la situación en la que se encuentra el edificio, cuántos años de antigüedad tiene y que sistema emplea de calefacción y abastecimiento de agua.

Otra alternativa, muy conveniente en el caso de tratarse de una casa antigua, es realizar un inventario del estado actual de la vivienda junto al propietario de la misma para valorar todos los pequeños desperfectos que pueda haber y que estos figuren en el contrato.

A la hora de barajar el precio de la vivienda elabora un presupuesto en el que figure el precio de alquiler así como otros gastos relacionados con el uso de la luz, gas, seguros o gastos de comunidad e impuestos municipales. De esta manera sabrás a cuanto ascenderá tu gasto mensual y si este supera el presupuesto que te habías fijado con anterioridad. 

Consideraciones a la hora de firmar el contrato

Una vez el contrato esté firmado, significará que hemos aceptado de buen grado todos los requisitos que en él aparezcan, por eso es importante prestarle mucha atención a cada una de sus partes, dedica el tiempo que necesites a leerlo y aclara cualquier duda antes de firmar. Algunos de los aspectos comunes a todo contrato de alquiler será el tipo de depósito, la responsabilidad del pago de servicios de comunidad, duración del arriendo…

Para facilitar por tu parte este proceso, puedes presentar al propietario un informe de ingresos que garanticen tu solvencia económica o una copia de tu contrato laboral, así estaremos ofreciendo antecedentes para que nos consideren el candidato idóneo.

Si te gustó este proyecto, también podría interesarte ¿Cómo limpiar la casa en 3 horas? 

Siempre pueden surgir problemas durante el arriendo

En algunas ocasiones nos vemos obligados a poner fin al alquiler antes de tiempo, dejando nuestra vivienda vacía antes de tiempo, si nos encontramos en esa situación lo mejor es comunicarlo con tiempo avisando de que se va a hacer uso de la cláusula de rescisión anticipada presente en el contrato. Normalmente este periodo suele ser de unos 60 días de antelación.

En el momento de la devolución de la vivienda, conviene hacerlo lo más limpia posible para evitar problemas de posibles desperfectos, que conllevan automáticamente un descuento en la devolución del dinero del depósito. Además, en caso de poner fin al contrato de alquiler antes de tiempo el propietario también puede quedarse con parte de ese dinero.

Por su parte el propietario también tiene una serie de responsabilidades y debe asegurar la habitabilidad del inmueble y su buena situación. En caso de no ser así podría tener que hacerse cargo de diversas reparaciones, lo que tiene que negociarse en última instancia entre las partes implicadas.

¿Por dónde empiezo a amueblar mi casa?

Si has sobrevivido a todos los trámites burocráticos sin perder la motivación por el camino, ya puedes disfrutar de tu pequeño remanso de paz, aunque la aventura aún no ha terminado. Para que tu nuevo apartamento luzca como un hogar en condiciones tendremos que invertir en una buena decoración. 

Esta cantidad será mayor en menor en función de tus preferencias y de el mobiliario del que ya dispongas. Se trata de necesidades muy subjetivas en las que es importante priorizar. 

Nuestra primera recomendación es invertir en la base de la vivienda, es decir, pintura para darle una nueva imagen al apartamentos, colocar unas cortinas a la altura, incluir alguna alfombra y, en definitiva, crea un espacio acogedor con elementos que nos supongan una inversión mayor y que nos acompañarán toda la vida. 

Una vez terminado esto, llega el momento de amueblar y decorar, empezando desde el suelo a los techos para seguir un orden que no nos entorpezca la tarea. Si ya cuentas con algunos muebles trata de incluirlos y customízalos para que cuadren con tu nuevo estilo. Este precioso salón de Benedini & Partners  combina un interior de líneas clásicas con lo mejor de un mobiliario minimalista de tintes modernos.

¿Te cambias también a tu primer departamentos? Cuéntanos aquí sobre tu experiencia...

¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!