de estilo  por PHU Bortnowski

Cómo revestir la fachada con madera ¡En 9 pasos simples!

Catherine Vignolo Catherine Vignolo
Loading admin actions …

Porque no hay trabajo más reconfortante que el que realizas con toda tu preocupación y esfuerzo, es que si vas a construir paso por paso en casa, entonces qué mejor que una guía del paso a paso para que tu resultado final se vea simplemente sensacional.

Hoy es el turno del revestimiento con la madera y específicamente con el siding de fibrocemento, las que cuentan entre sus peculiaridades que no se pudren, no se tuercen y tampoco sufren el ataque de las termitas, lo que lo convierte en un material perfecto para el revestimiento exterior de tu casa.

De manera que si quieres conocer el paso a paso de la instalación de este material, no puedes dejar de este libro de ideas:

1. Cuenta con todos los materiales

Antes de empezar, la mejor de las indicaciones es que verifiques que cuentas con cada uno de los materiales para que el proceso de construcción no tenga que parar por contratiempos. 

El siding de fibrocemento es un buen revestimiento porque es fácil de instalar y de mantener. Para su instalación necesitarás de los siguientes materiales: esmeril angular, taladro, brocha, brocas, las tablas de siding estimadas a tu construcción, tornillos yeso, fieltro liso, tarugos, sellante acrílico y perfil cortagota.

2. Primer acercamiento

Antes de comenzar y cuando ya tengas todos los materiales listos, fíjate que la pared que intervendrás esté nivelada. Una vez que este paso esté ok, asegura el espacio que quedará libre con un palo en la parte superior e inferior de la pared, esto debe ser de 50 cm aproximadamente.

Con la ayuda de un tarugo coloca la tabla, de manera que tendrás en mente el real espacio a trabajar en tu pared. Esta estructura es de vital importancia porque le dará el soporte al siding. 

Recomendado: conoce a los mejores Carpinteros

3. Fija las esquinas

Al igual que en el extremo superior e inferior de la pared, deberás fijar las esquinas con otros palos, similar al procedimiento anterior. 

Fija dos palos, uno en cada esquina, a una distancia de unos 50 centímetros. Perfora con ladrillo y pon un tarugo para concreto. Además fija con palos con tornillos tirafondo y así podrás asegurar que ambos palos estén bien puestos.  

Un punto importante es que debes cerciorarte de que todas las medidas calcen y estén a nivel porque de esto dependerá si tu construcción queda bien hecha.

Haz el mismo procedimiento también con las ventanas. 

4. Pon pie derecho

Si bien este término puede parecerte algo extraño, el pie derecho es un palo que se instala de manera vertical en la pared, o entre la ventana y la pared y le dará soporte a las tablas de siding. 

Debes poner varios en tu pared porque esto conformará el esqueleto de toda la instalación.

5. Proteger el siding

Es necesario proteger el material con un repelente que le entregue una vida mucho más útil y no tendrás que preocuparte por el daño, porque como ya sabes, sus beneficios son ampliamente numerosos.

Una vez que el esqueleto esté listo, se recomienda agregar un elemento protector como el fieltro asfáltico, el que se convierte en una barrera contra el frío y la humedad.

6. Instalando el siding

Una vez que todos los pasos anteriores estén listos, es necesario agregar un perfil esquinero, el que sostendrá cada una de las tablas y que ayuda a que la terminación final se vea impecable. 

Cuando todos tus perfiles estén puestos, agrega una base cortagotas que va en la parte inferior y que ayuda también a que la terminación quede en buenas condiciones. 

7. Ayuda de tornillos

Con ayuda de tornillos comenzarás a instalar cada una de las tablas. Deja una distancia de 3 a 4 milímetros entre cada una de ellas.

Recuerda que debes usar en todo momento elementos de protección como guantes y también mascarillas para evitar el ingreso del polvo a tu sistema respiratorio.

8. Vistazo general

Una vez que instales cada una de las tablas y que estas queden bien fijas, el resultado que comenzarás a ver será tal cual el de esta fotografía.

Se trata de un trabajo sencillo y rápido, pero que sin embargo requiere de mucha precisión y concentración para que todo quede perfecto.

9. Resultado final

El resultado final se verá tan bien como el de esta fotografía: el siding de fibrocemento cumple su función, mantendrá una vista de la casa fenomenal, no ocurrirá desgastamiento y le dará ese toque único que estabas buscando, ¡perfecto para la casa!

Así que ya sabes el paso a paso, recuerda tomar las medidas de tu casa y comprar los materiales suficientes y luego de un trabajo preciso, verás qué bien se ve tu casa con este revestimiento.

Y si ya terminaste con la casa y quieres comenzar con la terraza, entonces no dejes de leer ¡La terraza perfecta! Para veranear todo el año…

Cuéntanos qué te pareció este paso a a paso y compártelo en tus redes sociales.
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!