de estilo  por Interioriza

Cómo hacer un clóset de madera en tu casa ¡Súper fácil!

D.O D.O
Loading admin actions …

Un clóset puede hacerte la vida mucho más fácil. Si bien hay de diferentes tipos, uno clásico cuenta con compartimentos cerrados, repisas y una zona para que colgar vestimenta y guardar el calzado. 

Si tu casa o departamento cuenta con uno, eres bendecido, pero no sucede en todos los casos. A veces falta un clóset o el que ya está es demasiado pequeño. Además, éstos también se pueden instalar en cualquier parte de la casa. 

Como sabemos que te gusta crear con tus manos este tipo de muebles –y para demostrarte que no es tan difícil- hemos hecho este libro de ideas, donde te contaremos del paso a paso para fabricarlo, junto con algunos otros datos para que no tengas problemas.

¡Manos a la obra!

¿Qué madera utilizar?

Para la construcción de clósets se suelen elegir maderas de pino y caoba, por ser más económicas y de buen acabado. En otras ocasiones también se usa el cedro, sobre todo cuando se quiere mayor calidad y belleza. Las más resistentes son las maderas de ébano y encina.

Recomendación: 13 Diseños de clósets ideales para espacios pequeños.

​El diseño perfecto

A la hora de elegir el tipo de clóset, existen varias opciones. Están los clóset empotrados, los vestidores y los walk in closet, entre muchos otros. Los walk in closet permiten una óptima organización, sin embargo, necesitan de mayor espacio y presupuesto, por lo que las primeras dos alternativas pueden ser más sencillas de replicar.

También se puede catalogar los clósets de acuerdo con el tipo de puertas: abatibles, plegables y de corredera.

Los materiales

Una vez que tengas claro el tipo de clóset que quieras instalar, es importante tener los materiales a la mano. Lo primero es elegir láminas de madera con un grosor de 4 centímetros para las paredes y de 6 cm para las puertas. También requieres de ciertas herramientas: sierra, martillo, clavos, lija, barniz y pintura si es que lo necesitas.

Diseñando el modelo

El clóset puede tener diferente centímetros de profundidad, todo depende del espacio que quieras dejar en la pieza. Puede ser de mínimo 35 cm si es que quieres un clóset no muy grande, pero donde se optimice el espacio. Generalmente, su espacio se divide en dos partes. En un lado, puedes ubicar una barra o ganchos para colgar la ropa. En el otro, repisas o cajones, también es posible combinar ambos. 

Luego de definir esto, debes decidir qué tipo de puertas instalarás, porque pueden ser abatibles, de corredera o plegables. Estas últimas permiten actualizar el lugar y su instalación es muy sencilla.

Recomendación: 15 Ideas para que el dormitorio se vea siempre elegante.

Construyendo el marco del clóset

Una vez que tenemos claro el ancho y largo del clóset, se debe hacer un rebaje en las láminas de madera para que encajen unas con otras cuando se monte el clóset. Los constructores aconsejan armarlo en el lugar donde se instalará, boca abajo y en el suelo, de forma que sea más fácil encajar todas las láminas. 

Para concluir el montaje de este marco, que incluye láminas laterales, inferiores y superiores, se debe instalar la lámina que divide el clóset, si es que así se planificó en un principio. Algunos clósets sólo tienen un lado, mientras otros cuentan con más espacio, con un lado para colgar la ropa y otro para las repisas, por lo que se debe insalar una lámina de madera que divida.

Instalando repisas

Cuando el marco está listo, es momento de instalar las repisas o cajones que irán dentro del clóset. Para hacerlo es conveniente mantener el mueble en el piso e ir instalando las láminas. Luego, ya se pueden ubicar las láminas de madera traseras del clóset. Se fijan con cola fría y algunos clavos.

Completando los compartimentos internos

Una vez hecho lo anterior es momento de instalar las repisas internas. Si bien se suelen ubicar primero los paneles que dividen clóset internamente, una vez que se monta el marco y se levanta la estructura ya se pueden instalar las repisas. En estas se usan tablas más pequeñas. Acá todo depende de la planificación del principio, porque puedes solo querer unas pocas repisas o muchas más, a veces se necesitan cajoneras o un espacio para guardar los zapatos.

Recomendación: 20 Clósets y vestidores ideales para espacios chiquitos.

El momento de la puerta

Cuando el clóset cuenta con todas sus caras, es momento de instalar las puertas. Como mencionamos antes, éstas pueden ser de varios tipos, por lo que la recomendación es optar por la que más se adapten al espacio de tu casa. Cuando ya se han instalado, es momento de revisar detalles como los bordes de las láminas. Los tapacantos sirven para tapar los bordes y hay de distintos colores.

Si te ayudaron estos consejos, comparte este libro de ideas.

¿Qué te pareció esta guía?
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!