Jardines de estilo rural por Büro Christian Meyer

7 Ideas simples para mejorar el jardín después del verano

D.O D.O
Loading admin actions …

El jardín de tu casa es un lugar que debes cuidar y mantener con esmero, y probablemente lo hagas. Con las altas temperaturas es natural que pueda verse afectado, con la deshidratación de las plantas entre otros problemas. 

Si notas que existen algunos indicios que muestran que tus plantas sufrieron con el calor, es momento de hacer algo. Luego del verano puede ser momento de comenzar a reparar tu jardín y rehidratarlo. 

Hay varios consejos a propósito, desde regar a ciertas horas hasta utilizar tipos de plantas más convenientes para hacer frente a este clima.

En este libro de ideas descubrirás algunas cosas que puedes hacer para que tu jardín vuelva a la normalidad.

1. ​Regar muy temprano o muy tarde

Una buena técnica para evitar que las altas temperaturas afecten a las plantas es regar a ciertas horas, ojalá cuando el sol no está muy fuerte y no se puede evaporar el agua. 

Algunos dicen que lo más conveniente es regar muy temprano por la mañana, antes que se caliente el terreno y el agua se absorba sin sobrecalentarse; mientras otros aconsejan hacerlo en la noche para que las plantas permanezcan por más tiempo hidratadas. Dado que no hay sol, la evaporización es menor y la humedad permanece como mínimo por 12 horas.

Para algunas personas es complicado comprometerse con regar a una hora determinada, muy temprano o tarde. Para ellos, existen los sistemas de riego que pueden programarse.

2. Hidratar el terreno en profundidad

Jardines de estilo minimalista por Arqca

Si bien este consejo se puede aplicar antes y después del verano, siempre es conveniente saber. 

Antes que llegue el verano o que las altas temperaturas se hagan presentes, es conveniente hidratar tu jardín mediante riegos profundos. Esto consiste en hacer riegos una vez a la semana, por ejemplo, ojalá muy temprano por la mañana.

3. ​Ojo en el tipo de riego

Cuando empieces a rehidratar el jardín, es importante que sepas que no puedes llegar y regar cómo se te ocurra. 

Está bien que te recomendemos regar, tanto en horas específicas como antes que inicie la temporada de calor, pero no da igual cómo se riega. Lo ideal es evitar inundar el terreno y regar de forma pulverizada y general. Es mucho mejor repetir el riego que colocar demasiada agua. Una manera de notar si es que te estás excediendo es observar si es que las hojas presentan manchas amarillas o cafés.

4. ​Regar sólo las raíces

Otra recomendación para las plantas luzcan sanas en este proceso de rehidratación es regar sólo las raíces, ya que si se mojan las hojas la humedad puede generar la aparición de hongos.

Pero la humedad ambiental no siempre es mala, también puede ayudar a mantener tu jardín hidratado. Se aconseja tener las plantas en grupos, porque así se generará un microclima gracias a la evaporización del agua de algunas de estas. Hay que recordar que al evaporarse el agua la humedad ambiental aumenta. 

5. ​Mejorar la tierra

Además de regar y tener ciertas plantas en el jardín que pueden soportar mejor las altas temperaturas, es conveniente aplicar sustrato a la tierra. Esto hará que la tierra esté mucho más hidratada y libre de maleza. La gravilla es una de las alternativas para evitar que crezca maleza.

El sustrato permite a la tierra tener buena textura y así desarrollar raíces y contar con buena retención de agua y drenaje. Para hacer este sustrato se puede utilizar tierra abonada idealmente con compost orgánico y combinarlo con turba, perlita y hummus de lombriz.

6. Plantas autóctonas

En este periodo también deberías proponerte evitar posibles sequías en tu jardín. Y para eso es vital saber elegir el tipo de plantas.

Sembrar plantas autóctonas puede ser la mejor elección si buscas evitar malos ratos. Se trata de plantas originarias del sitio donde se desarrollan, por lo no han sido introducidos por el hombre.

Estas plantas generalmente están adaptadas a los cambios del clima, por lo que pueden soportar las altas temperaturas. En todo caso, hay plantas que sí pueden soportar otros climas, pero cuando se exponen ante temperaturas extremas pueden secarse.

7. ​Utilizar plantas para ambientes secos

Otra de las recomendaciones de algunos paisajistas es tener en el jardín plantas que se adapten mejor al clima seco. Entre estas se pueden hallar plantas como la buganvilia o las suculentas, que almacenan agua en cantidades mucho mayores que el resto de las plantas. También es conveniente reducir al mínimo las superficies con pasto, y tener más bien las plantas antes mencionadas. Éstas, además, no necesita de mucho riego.

Si te parecieron útiles estos consejos, compártelos en redes sociales.

¡Una vez que pase el calor estos tips te ayudarán!
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!