Un consultorio ¡A otro nivel!

Katherine Aguilar Katherine Aguilar
Google+
Loading admin actions …

El proyecto de hoy, tenía como desafío darle la vuelta al típico y aburrido concepto de consulta médica. ¿Y es que a quién no le da terror cada vez que tiene que ir al odontólogo?, escuchar el motor sonando de cada uno de esos aparatos le pone los pelos de gallina a cualquiera. Este proyecto se aleja del concepto tradicional de clínica, buscando un ambiente acogedor y cálido encontrando atención médica pero teniendo una espera agradable y placentera.

Ubicada en Cádiz-España, el proyecto fue un desarrollo integral, al rediseñar su imagen corporativa, diseño interior y exterior. Veremos cómo a partir, de pequeñas intervenciones y la recreación de una atmósfera diferente se logra un diseño distinto y divertido, gracias a la experiencia del equipo de arquitectura Ortho Estudio 

La sala de espera

Del lado izquierdo detrás de esas paredes agujereadas encontramos la entrada principal que nos expulsa a un gran espacio a doble altura con paredes totalmente blancas y toques de color dados por el mobiliario, aprovechando la doble altura se recrea un pueblo andalúz, dando la impresión de seguir paseando por una de las calles del pueblo, teniendo forma de casitas  con sus techos inclinados, cada uno de los cubículos se concibe como un elemento independiente, recreando un juego de volúmenes, cada uno diferente entre sí. Esta sensación de tradición se refuerza con tapicerías y mobiliario artesanal.

La fachada es un reto de diseño

El reto mayor era sobre las dimensiones que se tenían para desarrollar la clínica con una geometría triangular que complicaba la distribución interna y la fachada con grandes ventanales verticales y una extraña frecuencia que se debía respetar, a pesar de todo esto teníamos una gran ventaja, la doble altura del lugar. La fachada la resuelven con una doble fachada que genera un poco de privacidad a los espacios internos manteniendo los grandes ventanales. Entremos y veamos que descubrimos.

Un rincón de luz

Uno de los problemas era como afrontar la esquina de la parcela pues fácil en ella se ubicó la sale de espera, un rincón de encanto y placer con mucha luz y un mobiliario acogedor lleno de color. Éste también viene dado por el techo con listones de madera que aportan ritmo dentro de espacio y unas lamparas minimalista de lujo. Si observamos más el techo, veremos como se mezcla con ramas de eucalipto preservado dando un toque vintage y de romanticismo al lugar.

Veamos ¿qué tiene?

Los consultorios son espacios diáfanos, sencillos y con sólo dos colores, blanco y amarillo de las patas del mobiliario que se relacionan con los listones de madera del techo. Los grandes ventanales se disimulan con una doble fachada y el vidrio es intervenido con una trama de círculos que otorga privacidad y permite el paso de la luz. Muy buena decisión que se relaciona con la pared de fondo de circulos oradados. 

Entremos en materia

El consultorio como tal se maneja como un espacio hermético y cerrado con 3 colores básicos el blanco, el negro y la madera como detalles constructivos y que marcan la diferencia. Los tonos de color vienen dados por accesorios dentro del espacio.

Zona privada

Cómo los clientes, una pareja de odontólogos pasan tanto tiempo dentro de su zona de trabajo se ideo hacer por encima de varios cubículos un apartamento en el cual pudieran descansar y desconectarse por unos segundos. Una gran ventana de este espacio permite apreciar desde arriba la calle y al mismo tiempo poseen una ventana a lo ancho de éste que permite observar todo lo que ocurre abajo. Cómo ven un diseño sencillo y fresco de una clínica odontológica.

¿Te gustaría esperar en una consulta como ésta?
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!