Dormitorios de estilo minimalista por José Tiago Rosa

8 Ideas para retocar los típicos muebles del Homecenter

D.O D.O
Loading admin actions …

Aunque no creas los muebles pueden dañarse y tener una vida útil bastante corta, lo que depende de su calidad y del uso que les des. No se puede generalizar, pero hay mobiliario que tiende a fallar, como las repisas, los estantes, sillas y cajonera.

Nunca dejes de prestar atención a una pata coja de la silla o esa tabla de la repisa que se ve suelta. 

Para que sepas qué hacer cuando uno que otro mueble presenta algunos desarreglos, tenemos un libro de ideas fantástico que te dará luces del camino a seguir. 

1. Darle nueva vida a tus sillas

Cocinas de estilo rústico por Ferraro Habitat

Si tienes una silla de madera puedes notar que sus patas están flojas cuando miran hacia adentro. También se puede percibir fácilmente una vez que te sientas, ya que la estabilidad se ha perdido. 

Puedes arreglarla por ti mismo o pedirle a un constructor o carpintero que se haga cargo, sin embargo, es cuestión de evaluar si tienes habilidades manuales.  

Otra forma de arreglar una silla sin tener que recurrir a terceros es pintándola. A veces éstas pierden su color, se descascaran o se manchan.  

Es por lo mismo que puedes darle un nuevo estilo, algo vintage o boho chic. Esto se logra quitando la primera capa de la silla con una lija para luego pintarla con el color que desees. Luego de esto debes volver a lijar en las zonas donde quieres que se vea mayor desgaste.

2. Tapizar el respaldo de la cama

Pueden ser grandes, pequeños, de cuero y de tela, los respaldos de cama siempre deben estar impecables. 

Si la madera de la cabecera de tu cama está gastada o quieres que se vea diferente, puedes optar por tapizarla. Hay demasiados tipos de telas que puedes utilizar, desde cuero hasta algodón. En este caso se puede encargar el trabajo a terceros o hacerlo por ti mismo.

Recomendado: 10 Fabulosas ideas para respaldos de cama

3. Limpiar tu sillón de tela

Cuando compras un sillón probablemente te fijas en su tamaño, volumen, comodidad y forma, pero puede que dejes de lado el tipo de tela. Esto es sumamente importante a mediano plazo, porque llegará el día en que tendrás que limpiarlo y conocer este dato será muy útil para saber cómo hacerlo. 

Por ejemplo, no es lo mismo limpiar el algodón que la seda. El primero es más resistente, mientras que la seda es elegante pero más delicada. Como dato, las telas más resistentes y fáciles de limpiar para tapicería son las fibras sintéticas, ya que no se encogen ni se destiñen. 

4 pasos para dejarlo como nuevo

Si por el tiempo tu sillón se ensució o se manchó, debes tomar nota. La tela es delicada y si la limpias sin considerar esto se puede dañar y perder su aspecto original. 

Paso 1. Pasa la aspiradora sobre el sillón al menos una vez a la semana. 

Paso 2. Si ves manchas, limpia con un paño con agua. 

Paso 3. Si lo que cae sobre el sillón es más grasoso, debes color sobre la mancha un papel absorbente y luego pasar un paño con agua y detergente.  

Paso 4. Si puedes desenfundar la tela, la lavadora es tu mejor amiga.

4. La repisa cedió

Estudios y biblioteca de estilo  por decoraCCion
decoraCCion

Zona de trabajo

decoraCCion

Se trata de muebles que se recomiendan bastante para tener todo organizado, sin embargo, también puede fallar su fijación. Esto generalmente sucede porque se cargó más de la cuenta, no está bien hecho el trabajo o el tipo de pared no aguantó el peso. Como sea, es importante que estés revisando cada cierto tiempo tu repisa. 

Si ésta cedió, debes revisar el estado de su enganche con la fijación a la pared. Puede que los tornillos no estén sujetando bien. 

Recomendado: Ampliando la casa ¡13 trucos para ganar espacio!

5. Crear compartimentos en tu cajonera

Dormitorios infantiles de estilo moderno por In&Out

Hay mucho tipos de cajones, desde aquellos espaciosos que permiten guardar de todo hasta los que tienen pequeños compartimentos, ideales para fomentar la organización. Si tienes del primer tipo pero quieres dividir el espacio, te daremos la solución. 

Es bastante sencillo y lo puedes hacer con cajas de cartón o con madera, todo depende de tu presupuesto y gusto personal. En el caso de las cajas, puedes recortar pequeñas cajitas de cartón hasta un tamaño que no sobrepase la altura del cajón y luego forrarlas con papel. Una vez que haces esto con cada caja, las puedes pegar una al lado de otra y entonces disponerlas en la cajonera. 

6. Se soltaron los cajones del escritorio

Es uno de los muebles que tiene mayor uso, abres y cierras los cajones sin muchas veces tomar en cuenta que se pueden dañar.

Para hacerlo, se puede fijar nuevamente el cajón y, además, pintarlo para que no se vea el arreglo. 

Lo primero es lijar la zona que está despegada y aplicar un adhesivo de gran potencia. Luego, hay que encajar las tablas, lijar la cara exterior, aplicar un sellador y luego pintar del color que desees. 

Recomendado: ¡10 ideas para un dormitorio diferente!

7. Muebles dañados por polillas

Salas de estilo  por Swarzędz Home
Swarzędz Home

Sisi stoliki kawowe

Swarzędz Home

A veces no es muy evidente que tus muebles están deteriorados, sin embargo, a continuación te contaremos cómo identificarlos y qué hacer. Cuando esto sucede se puede ver un polvillo fino sobre los muebles, que contiene carcoma o larvas que los perforan.

Para evitar este mal rato, la recomendación es hacerle un tratamiento preventivo a todo mueble antiguo que lleves a tu casa, evitar la humedad ambiental y aplicar insecticidas en los lugares donde veas polillas. 

Pero si notaste ese polvillo, limpia frotando con fuerza todas las partes del mueble. Hay casos en que las larvas han hecho agujeros, y en este caso hay que evaluar si se puede hacer un tratamiento o es mejor cambiar parte del mueble.

8. Muebles de exterior deteriorados

Los muebles de exterior pueden sufrir deterioro producto de la humedad, el sol, el polvo, la suciedad y otros factores. Se trata de mobiliario que no cuenta con las ventajas de los que se encuentran en el interior de la casa, donde están mucho menos expuestos. 

Aunque estén bajo una pérgola, este tipo de muebles se puede dañar porque el polvo y la suciedad se impregnan fácilmente. 

Si tus muebles de la terraza se ven en mal estado, tienes que prestar atención de los materiales – la madera y el metal son bastante utilizados en estos casos- y las fundas de las sillas o sillones. 

Para evitar que se dañe puedes escoger una funda resistente a la condensación, el viento, los rayos UV y la lluvia. 

El tipo de tela ideal es el sintético, poliéster o polietileno. También es conveniente utilizar telas que sean repelentes e impermeables. El gramaje de la tela es igualmente importante, mientras más gruesa más resistente. 

¡Ahora ya no tendrás excusa para arreglar tus muebles!

Si te gustaron estos consejos, comparte este libro de ideas en redes sociales.
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!