Pasillos y hall de entrada de estilo  por MX Taller de Arquitectura & Diseño

7 Errores que cometes cada vez que cambias los muebles de lugar

Geishy Rondón Geishy Rondón
Loading admin actions …

Una de las formas más sencillas de renovar la casa es cambiando los muebles de su lugar original. Aunque al inicio la idea suena sencilla, estamos tan acostumbrados de ver nuestros objetos en un mismo lugar, que al final cuesta decidir si es necesario cambiarlo, sobretodo cuando antes de cambiarlo tenemos que medir, probar y aceptar el resultado final.

Aunque existen errores de medición, siempre es importante involucrar al resto de los habitantes para que también se adapten al proceso de cambio y se sientan a gusto con el espacio. Por esa razón y más, decidimos hacer este Libro de Ideas para que conozcas los 7 frecuentes errores a la hora de cambiar los muebles de su lugar original. ¡Veamos! 

1. Mezclar distintas variedades

Uno de los errores que acecha a quienes cambian las cosas de lugar en la casa, es el de ubicar muebles de estilos, tamaños, y formas diferentes uno junto al otro, creando un mezcla que elimina toda armonía a la habitación.

Es importante encontrar un equilibrio perfecto, por eso nuestra recomendación en esta instancia es la de pintar los muebles del mismo color, integrar textiles similares en su superficie o generar más contexto con muebles del mismo material.

Mira este Libro referencial: Las 6 mejores formas de arreglar los muebles del living ¡Comprobado!

2. Grave error: La no planificación

No planificar con antelación, es el peor error a cometer. Muchas veces entre el apuro comenzamos a mover los muebles y después nos encontramos con que el resultado es incómodo o que simplemente no nos gusta. 

Entonces, piensa mejor y siéntate a dibujar las posibilidades de acomodo que se te ocurran; incluso, y para que sea más eficaz, toma medidas de los muebles y del espacio. ¡Tendrás un resultado maravilloso! 

3. Olvidar el cuidado de pisos y paredes

Aunque parece obvio, si vas a mover un mueble pesado no lo arrastres; y cuida, además, que las paredes no se ensucien o rayen.

Lo ideal es que en el momento del cambio, traslades los cajones vacíos y levantes, con el propósito de no dejar marcas ni huellas que luego no podrán salir facilmente. 

4. No pensar en los invitados

Nunca dejes de lado el hecho de que tendrás visita. Ya sea por una larga estadía o un tiempo más corto, el hecho de que no consideres su espacio y confort, te traerá un dolor de cabeza.

Tomate el tiempo de explorar si es 100% eficaz sumar ciertos muebles en algunos espacios. En este hermoso lugar, por ejemplo, se apuesta por la integración de un mueble amplio y de imponentes características cerca de la entrada de casa, que quizás servía más como un cómodo lugar para recibir a un amigo o familiar. ¿Tu qué crees?

Lee también: 8 Muebles organizadores ¡Perfectos para casitas bien chiquititas!

5. El no paso de luz

Parece obvio pero no lo es, y es que cuando estamos cambiando muebles hasta lo más evidente puede pasar desapercibido, así que mejor lo mencionamos. 

Para garantizar un ingreso pleno de luz natural, tendrás que tratar de poner los muebles grandes en el fondo de la habitación, es decir, contrariamente a la ventana o puerta y también evitar las sombras molestas. 

6. Acumular muchos objetos en el living

Aprovecha de que moviste todos los muebles de lugar para botar todo lo que puedas; excluyendo por supuesto, todas aquellas cosas que poseen para ti un valor afectivo considerable.

Con esto, lo que te proponemos es que pongas de pretexto el reacomodo de muebles y te deshagas de esas sillas viejas y opacas, o de aquellas cajas que no cumplen funciones en casa o otros instrumentos que no tiene sentido tener si no sirven.

7. Sin aferrarse al plan. En el camino pueden cambiar las cosas

Trata de no aferrarte al plan inicial y mejor observa como se dan las cosas, ya que a medida de que cambias, seguro verás que algunas cosas podrían estar mejor o quedarse en su lugar.

Así que, si cuando empiezas o estás terminando el orden de los muebles y te provoca dejar algo tal cual, por ejemplo, la mesa a un costado, o el sillón en el medio, ¿por qué no hacerlo? Siempre que el resultado te haga feliz, ¡adelante!

Mira la forma en que se recuperó esta casa acá.

¿Te gustaron los tips? 
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!