de estilo  por BOOK A TIGER

10 Cosas que marcan la diferencia entre el que realmente limpia y el que pretende

D.O D.O
Loading admin actions …

Si de sólo pensar en la limpieza te cansas o crees que la organización en casa es sólo para fanáticos, este libro de ideas está hecho para ti. Nunca está de más enterarse de las ventajas de limpiar cada cierto tiempo el hogar (ojalá que sea más pronto que tarde) y lo sencillo que es.

Así como te lo decimos, no creas que hacer que tu casa luzca como el imperio de la limpieza es cosa de expertos en aseo, porque con existen varias recomendaciones que se pueden seguir para lograrlo.

Todo profesional de la limpieza y metódico fanático del orden –incluidos quienes sólo quieren que su casita esté apta para vivir- saben que toda labor doméstica que implique orden, organización y limpieza, trae satisfacción, al menos más que no hacer nada y tener la casa desordenada y sucia, ¿verdad?

Entonces, si quieres convertirte en un as de la limpieza y dejar de sufrir con el polvo, los hongos, el mal olor y el desorden, no dejes de leer por favor, porque tenemos los mejores consejos.

1. ​Ordena y elimina

Deja de lado la costumbre de acumular cosas que nunca usarás. A veces el espacio de la casa tampoco aguanta que se mantengan tantas cosas, por lo que termina viéndose desordenada atiborrada de muebles, objetos o decoraciones. Lo más inteligente es seleccionar lo que de verdad tiene uso y el resto regalarlo o venderlo.

2. ​Plan de acción

Pasillos y hall de entrada de estilo  por Vogue Kitchens
Vogue Kitchens

The Cooke's

Vogue Kitchens

Como en todo en la vida, cuando se trata de limpiar la casa también debe existir una planificación. Por lo mismo, los expertos recomiendan empezar por las tareas más complejas, tanto en organización como aseo, y así dejar para el último lo menos pesado.

Como primera medida, por ejemplo, puede ser ordenar la bodega o ese espacio abandonado en la cocina que decidiste que se convirtiera en almacén.

Recomendado: 10 Súper ideas para diseñar la entrada de tu casa

3. ​Con bicarbonato: mantén el baño impecable

A la hora de echar mano a productos de limpieza, utiliza aquellos menos agresivos. Se trata de productos que puedes fabricar en casa y que no tienen un alto costo. Se trata de productos de limpieza a base del bicarbonato, el cual es un compuesto natural, muy económico y nada de tóxico. Es soluble en agua e insoluble en alcohol.

Es usual que para las labores de limpieza se mezcle el bicarbonato con vinagre y limón. Sirve bastante en estas tareas porque es abrasivo. Para este objetivo, por ejemplo, debes dejar bicarbonato en una esponja húmeda y frotar en el lugar que quieres limpiar. También puedes fabricar una pasta con bicarbonato, jabón líquido y sal, la que tendrás que dejar reposando durante cinco minutos para poder usar y luego enjuagar.  

El bicarbonato también ayuda a destapar cañerías y a iluminar pisos y paredes. En este último caso, por ejemplo, puedes mezclar medio vaso de vinagre blanco y tres cucharadas de bicarbonato. Una vez que hayas hecho esto, debes introducir un paño en esta mezcla. Ahora no sólo le darás brillo al piso, sino que también lo desinfectarás.

Recomendado: 14 Ideas geniales para que cambies el baño de una.

4. ​Alfombra como nueva

Al igual que ocurre con las telas en general, existen algunas más resistentes que otras. Es por eso que antes de comprar una alfombra es conveniente que analices dónde estará ubicada y cuál es el escenario: tienes mascotas o no, lo que es un factor a considerar en caso de querer escoger una alfombra de lana. Las más resistentes son aquellas fabricadas de fibras naturales y poliéster, pero también necesitan de cuidados.

Nuevamente el bicarbonato tiene un rol limpiador, y para las alfombras es bastante útil. Si no cuentas con polvo limpiador puedes utilizar bicarbonato, el que debe espolvorearse sobre la alfombra y dejar actuar alrededor de 30 minutos. Luego se debe pasar la aspiradora.

En el caso de que se derrame líquido u otro producto, lo ideal es quitar la mancha tan pronto puedas. Es conveniente hacerlo con una mezcla de vinagre y agua tibia, la que debe aplicarse con un paño en la zona.

5. ​Dile que sí a los muebles organizadores

Existen varios muebles que nos pueden ayudar en la tarea de ordenar la casa. Para el dormitorio puedes utilizar una cama con espacio para almacenaje, repisas y estantes. También existen muebles para dejar los zapatos con puertas de espejos, los que ayudan a que el espacio se vea más grande.

Para el living, las repisas son súper útiles, pero también sirven los sillones con compartimentos para guardar cuantas cosas quieras y los separadores. 

En la cocina puedes instalar ganchos o hacer uso de cajoneras con ruedas, estantes, canastas y muebles especialmente diseñados para almacenar todo lo que quieras.

Recomendado: Ampliando la casa ¡13 trucos para ganar espacio!

6. ​Limpiando el sofá o cabecera de cuero

Se trata de un material decorativo, que a varios les llama la atención. Por lo mismo, deciden elegir sofás o cabeceras de cama con cuero, ya que junto con su resistencia pueden hallarlo en diferentes colores. A esto se suma que otorgan al lugar un aspecto de modernidad innegable.

Eso sí, para mantenerlo impecable se recomiendan ciertos consejos. Como suele desgastarse, es bueno aplicar en sus superficies ceras especiales que lo protegen.

Sin embargo, es posible que en alguna ocasión derrames sin querer líquido o algún otro producto, lo que puede hacer que se genere una mancha. La mejor forma de tratar este caso es cubrirla con un papel absorbente cuidando de no frotarla.

7. Toallas como nuevas

Baños de estilo moderno por King of Cotton
King of Cotton

Bathrooms by King of Cotton

King of Cotton

Con el paso del tiempo las toallas pueden endurecerse, perder su color o verse algo amarillentas, sin embargo, existen ciertas cosas que se pueden hacer para que vuelvan a ser cómo lo eran antes. 

La recomendación es hacer una mezcla con dos litros de agua, dos cucharadas de jabón líquido y una cucharada de silicato de sodio. Una vez que hierva tendrás que sumergir las toallas y dejar por 20 minutos. Luego, puedes sacarlas, enjuagarlas en agua tibia y secarlas al sol.

Recomendado: 10 Ideas para arreglar el baño por menos de 30 mil pesos

8. Lavar platos y ollas: eficiencia 100%

 de estilo  por BOOK A TIGER
BOOK A TIGER

2.) Der Spülschwamm

BOOK A TIGER

A la hora de lavar la loza, existen ciertos truquitos que te pueden ayudar a optimizar el tiempo y lavar mejor. Uno de los principales consejos es que uses agua muy caliente, ya que así será mucho más fácil retirar los restos de comida o grasa sin dejar rayas, y ojalá hacerlo tan pronto todos hayan terminado de comer. No hay nada peor que dejar que los platos y ollas descansen eternamente en el lavaplatos.

Al comenzar la tarea, se recomienda llenar el lavaplatos con suficiente agua caliente y verter un poco de detergente en éste. Otro dato muy útil para que se despegue la grasa y sacar las manchas, es utilizar una esponja seca con sal y refregar las ollas y sartenes. Quedarán como nuevos.

9. Limpiar la ropa nivel experto

Cuando se trata de limpiar la casa, la ropa también está incluida. Y aunque no lo creas, existen varias dudas sobre cómo hacerlo sin tener que arrepentirnos porque se nos tiño la camisa favorita o el pantalón se achicó.

Lo primero es leer la etiqueta de cada producto, ya que ahí está especificado si se puede lavar o no en lavadora, con agua helada o caliente, y si es que se debe usar o no algún producto especial.

Una vez que sepas esto puede agrupar la ropa que tiene similares especificaciones, al igual que la de un mismo color. Así evitas que se traspasen los tonos de una a otra prenda.  En el caso que no desees que tu ropa pierda el color, se aconseja remojar la prenda al revés en agua fría con abundante sal durante 20 o 30 minutos.

Hay telas que son más delicadas y que no resisten el paso por la lavadora. Se trata de la que tiene seda, gamuza y lentejuela, las que se recomienda lavar dentro de una funda de almohada o bolsa de lavado. 

En caso que tengas ropa demasiado sucia, antes de dejar en la lavadora debes remojarla.

Recomendado: 20 Clósets y vestidores ideales para espacios chiquitos

10. ​Piso perfecto en pocos pasos

Existen varios tipos de pisos y todos necesitan de diferentes cuidados. Hay algunos más resistentes y duraderos que otros. Mientras el porcelanato, el vinílico y el de cemento suelen ser más resistentes y no necesitan de muchos cuidados, otros se caracterizan por demandar más mantenimiento, como la madera y la alfombra.

La madera puede rayarse o humedecerse, por lo que se recomienda evitar que le caiga agua. En caso que esto ocurra se debe poner sobre el líquido un paño que absorba. Su mantención habitual debería ser pasando un escobillón con cerdas suaves al menos dos veces a la semana.

El resto de los pisos son de fácil mantención: se recomienda barrerlos y limpiarlos con paños húmedos al menos dos veces a la semana.

Estos datos te ayudarán si eres de los amantes de la limpieza y de los no tanto, ¿verdad?

Si te gustaron estos consejos, ¡comparte!
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!