de estilo  por Interioriza

Cómo hacer un armario empotrado a medida

Jorge Gonzalez Jorge Gonzalez
Google+
Loading admin actions …

Cualquier mueble hecho a la medida goza de un estatus especial en la casa, o en el espacio de ella que elijamos para tenerlo. Será un mueble personalizado, acomodado y adaptado a nuestras necesidades específicas, y si bien mucha gente apuesta por la ayuda y el trabajo de un experto, también hay gente que se atreve a crear sus muebles con sus propias manos, dándoles un toque personal adicional que puede terminar causando total envidia en amigos y visitas, e incluso la oportunidad de hacer un pequeño negocio haciendo muebles. En este Libro de Ideas vamos a ver cómo podemos crear un closet a nuestra medida en casa. Esperamos que les guste y les inspire, y no olviden que para todos sus proyectos, pueden siempre contar con la ayuda de nuestros expertos

Vamos a ver.

Elegir la madera

El primer paso es, por supuesto, elegir bien el material que vamos a usar. La madera es el más común, pues es el más moldeable y el que mejor se ve en cualquier espacio una vez que se le han aplicado sus terminaciones. Para closets, muchas veces se eligen maderas de pino o de caoba, que gozan de colores neutros. Sin embargo, el material o la madera que vamos a usar va a depender completamente de nuestro gusto personal. 

El diseño

Hay muchos tipos distintos de clóset, y éstos pueden ser empotrados, pueden ser vestidores o pueden ser de estilo walk-in. Un mueble empotrado no necesariamente significa que vamos a tener que hacer hoyos en la pared, pero sí quiere decir que el mueble va a quedar fijo y no se va a poder mover. Por lo mismo, hay que elegir bien el punto exacto donde lo vamos a colocar, las medidas de los tablones de madera que vamos a usar y el diseño final que va a tener. Recordemos que lo más importantes antes de comenzar es tomar las medidas precisas, y dejar un poco de espacio para los materiales y estructuras que ayudarán a la fijación, especialmente de las puertas.

Materiales y herramientas

Una vez que tengamos los pasos previos listos, debemos asegurarnos de que contamos con los materiales y herramientas necesarios para la construcción y puesta en pie de nuestro pequeño proyecto. Clavos y martillos son esenciales, pero también debiésemos contar con elementos básicos de seguridad como guantes y lentes protectores. Además de eso, no olvidemos los materiales para el acabado, como el barniz y la pintura, si es que queremos usarlos. 

Con respecto a estos últimos, tengamos en cuenta también que la puesta en pie del closet puede hacerse con la madera ya pintada y barnizada. 

El diseño interior

El interior de un closet generalmente se divide en dos partes, una sin cajoneras y un colgador en su parte superior para tener la ropa endeble, y otro donde se pueden colocar cajoneras de distintos tamaños y utilidades, para ropa, libros o adornos en general. Con respecto a este último punto, recordemos que algunos closets y armarios se ven mejor sin puertas, lo que de paso nos ahorra espacio. Si vamos a poner puuertas en el closet, se prefieren las deslizables, pues es fácil con ellas ahorrar espacio de construcción y materiales. 

Los marcos

Los marcos del closet son elementos a los que no se les suele dar mayor importancia, pero que son relevantes tanto para el diseño como para la duración de los materiales. Especialmente al momento de empotrar el mueble, es necesario que los bordes no solamente se encuentren bien sujetos entre sí como a estructura, sino que también es importante que sus láminas recubridoras, o el acabado que le queramos dar, quede listo antes de la instalación, para evitar tener que escalar muros para darle a tu mueble el acabado que merece. 

¡Les invitamos a ver más espacios como éste en nuestra lista!

Las repisas

Recámaras de estilo  por macarenaromero
macarenaromero

urban class – vestidores & complementos

macarenaromero

Estén en un armario  abierto o cerrado, las repisas son, por supuesto, esenciales. Algunos de los cajones cerrados se pueden instalar sobre rieles deslizables, y ponerle manillas para facilitar su apertura. Mientras, los más básicos son generalmente los que están abiertos, y se basan en simples tablas de madera, idealmente la misma del mueble principal, instaladas en forma horizontal y fijadas al muebles desde su parte posterior a través de clavos, e incluso simples fijaciones que sobresalen de los costados para que no se caigan. 

Esperamos que les haya gustado, y les invitamos a leer más en: La hicieron por partes, ¡y se puede armar en cualquier terreno!

¡Déjanos un comentario y cuéntanos qué te pareció este Libro de Ideas!
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!