Clinica Odontológica Auil: Clínicas / Consultorios Médicos de estilo  por Bschneider Arquitectos e Ingenieros

¿Por qué es más fácil poner cielo falso?

Fabrizio Romero Carvajal Fabrizio Romero Carvajal
Google+
Loading admin actions …

En el interior de cualquier proyecto el techo, o cielo, suele ser la resultante de los procesos constructivos. Si trabajamos con hormigón, en madera, o incluso si mezclamos componentes, uno puede lograr una infinidad de cosas, que dependerá de las ideas de arquitecto y por supuesto del propietario, pues todos quieren una casa adecuada a sus gustos, y muchas veces eso no se logra desde la obra gruesa, por eso hay caminos alternativos para lograr esos espacios agregando elementos adicionales y así llegando al resultado más óptimo.

En ese sentido, es que el cielo falso está tomando terreno en lo que es terminaciones, es una manera de adecuar los espacios a la necesidad del hogar, con un elemento pequeño, y que pasa desapercibido, logrando así el efecto que se busca a nivel técnico, estético y espacial. 

Los cielos falsos son un detalle sencillo, manejable para lograr un espacio prolijo y bien diseñado. Todo siempre asesorados por buenos profesionales es que habrá que tomar en cuenta las alternativas de los cielos falsos, qué sirve más para cada proyecto, para cada zona y cómo potenciar los espacios de esta manera.

¿Qué es el cielo falso?

El mismo nombre nos da una pista, pero la duda queda en su implementación. El cielo falso, es una alternativa para aislar, ocultar o simplemente condicionar una habitación, generando una superficie del techo que no es la real, o la que está directamente más arriba. 

Esto se logra generando una estructura llamada Cenefa, que puede ser de madera, metalcón o incluso de acero, que se sobrepone al techo directo, esto puede ser entre 20 a 60 cm o más, y sobre esta se colocan planchas final. Así logramos una superficie más baja que la del techo normal, que podrá tener varias funciones.

¿Cuándo se necesita del cielo falso?

Este tipo de soluciones son importantes para lograr un efecto simple y económico. Su uso puede darse tres casos:

  • 1. Decorativo. Cuando el arquitecto o el propietario necesita de un espacio más acotado, más bajo o más estrecho del que la misma casa permite, se utiliza el cielo falso. Es decir, esta estructura, cubierta por planchas, es una alternativa para bajar el techo y disminuir la altura. También puede servir para agregar algún detalle o forma en la parte superior. Hay que tener en cuenta que siempre se podrá bajar el techo tanto como se quiera, sin embargo el límite normativo en nuestro país es de 2,3m, esto permite que todo funcione correctamente y se adecue a los formatos en puertas, ventanas y muebles que hay en el mercado. 
  • 2. Aislación. Un aspecto importante del cielo falso, son las bondades que entrega para transformar las condiciones del ambiente. Pues al generar un espacio de aire entre la habitación el techo o la losa superrior, lo que se está logrando es generar una amortiguación en el traspaso del frío y calor desde abajo hacia arriba. Eso hará en épocas de calor, el sol no entre directamente y la habitación se a mucho más fresca. Contrario es el invierno, el espacio de aire, permite mantener el calor adentro, y que el techo no deje entrar el frío exterior. 
  • 3. Funcional. Cuando una habitación tiene poca iluminación y no hay alternativas nuevas más que el apliqué directo, es que esta solución suele ser muy bien aplicada. Se genera una estructura que es capaz de contener focos encajados y además el cableado que queda escondido. También puede servir para ocultar sistemas de alcantarillado, redes húmedas y secas o incluso cableado extra.

Consideraciones para la base.

La cenefa, el nombre que recibe la estructura que sostiene todas las planchas, puede ser hecha prácticamente de cualquier material, sin embargo hay que tener consideraciones con la resistencia ante el peso, como puede ser en aquellos casos que el cielo esté pensado para sostener luminarias, como también debe ser ligero, pues hay que considerar que es un entablado que colgará del techo, lo cuál si no tiene buen agarre puede ser un verdadero problema. 

En ese sentido lo recomendable es que tenga por lo menos dos superficies paralelas de elementos estructurales a las que pueda aferrarse. Si hay muros de tabiquería hay que tener un poco más de cuidado, pues debe aferrarse a los perfiles directos detrás del muro, no a la plancha de la superficie.

Allí es que el material más usado suelen ser perfiles de acero galvanizado como lo es el metalcón, o simplemente un palillaje de maderas muy ligeras. Pero siempre pensando en la estabilidad, y el agarre que tendrá en la habitación. Es recomendable además colocar perfiles separados de 40 a 60 cm, que no tendrán un uso mayor que agregarle rigidez a toda la estructura. Eso tanto en el sentido horizontal como el vertical

¿Qué cielo elegir?

Luego el cielo mismo, es decir, aquello que se ve desde abajo, tendrá completa relación con el efecto que se quiera lograr, por lo que hay distintas alternativas en el mercado:

  • Volcanita: Es una planchas muy conocida, que tiene dos cartones de alta resistencia en ambas caras mayores y por dentro se rellena con yeso y otros aditivos. Es muy conocida y se ocupa prácticamente para todo. Genera una superficie muy homogénea y fácil de trabajar cuando se quieren superficies planas y grandes.
  • OSB: Una plancha de madera aglomerada y prensada, hecha de trozos de madera macisa astillosa, muy económica y fácil de instalar. Requiere de mayor tratamiento cuando se busca tener una superficie plana pues el material es irregular.
  • Perfiles de Aislapol: Cuando se escucha la palabra Cielo falso, este es el más común y conocido: se puede encontrar especialmente en oficinas o edificios industriales. Es una estructura de aluminio, que está armada para ser una cuadrícula y responder a un perfil único. El más común es el de 1.216x603mm (2x4pies).
  • Lo mejor es su material, el aislapol es poliestileno expendido, mejor conocido como plumavit, pero que ha sido tratado y perfilado para este tipo de uso, lo cuál entrega un elemento de poco peso, fácil de reponer en caso de deterioro y que además puede ser ignífugo y repeler la humedad.
  • PVC: Dentro de los cielos falsos es todo un descubrimiento, son perfiles hecho de plástico, con un grosor de 5mm, 25cm de largo y 5 de ancho, que se encajan el uno al lado de el otro. En el mercado existen muchas versiones y alternativas prácticamente infinitas: desde texturizado hasta liso, de superficie brillante hasta opaca, imitación acero, con color o madera, es nuevo elemento para el cielo falso que trae la textura y lo que los profesionales desean para lograr lo mejor del espacio.

¿Es el cielo falso la alternativa más fácil?

Hasta el momento es una buena alternativa, manejable y que se ajusta a muchos presupuestos. Puede ser lo más fácil si se quiere algo rápido, como también si se busca lo más bonito, sin embargo puede ser un complemento ideal para arreglar esos pequeños detalles que quedaron pendientes.

Ya sea para la casa o la oficina, para la cocina o el dormitorio, el cielo falso puede ser el camino que más alternativas nos dará, que más facilidad traerá a la hora de convertir el espacio personal en un lugar ideal.

֎ Te recomendamos que veas el uso de esta clase de tácticas en estas 13 ideas de cielo falso con luces LED que puedes hacer en casa

Casa Muelle: Baños de estilo mediterraneo por Casas Metal
Casas Metal

Casa Muelle

Casas Metal
¿Pensando en agregar un cielo falso a alguna de tus habitaciones? ¡Coméntanos tus ideas y te podremos ayudar!
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!