¡Todo lo que necesitas en sólo 65m2!

emiliosm emiliosm
Loading admin actions …

Muchas veces nos cegamos por el tamaño de las cosas como si aquella sola certeza nos garantizara durabilidad, calidad, e incluso confort. Y como si fuese un truco óptico, caímos en la trampa.  La verdad es que el tamaño, y los metros cuadrados, pocas veces importan si se trata de gozo. Una casa pequeña, por ejemplo, no es sinónimo de una casa incómoda o aburrida, por más que tratemos de imaginarlo y convencernos. Un buen ejemplo de aquello es la Casa Vitelli de nuestros expertos Arquitectos. Una vivienda de 65 metros cuadrados que esconde secretos y guiños que no tienen nada que envidiarle a una mansión.

La fachada

Tal como el espíritu de esta casa, su fachada es sencilla, sin pomposidades, absolutamente sobria. Dos contraventanales blancos -del mismo tono de la pintura de la pared- son su única extravagancia. Tres escalones nos ubican al nivel del piso de la vivienda. Y al entrar, vemos las huellas de las instalaciones de ventilación, como si el lema de su diseño fuera No tenemos nada que esconder

Detalles de la entrada

Esta es la casilla para el correo y el interruptor de la luz, el primero cubierto de metal y el segundo protegido con una sutil pantalla de plástico, sin ignorar el riguroso blanco de la fachada. Parece minúsculo, pero si desentonara con esta, un flaco favor le haría. El número también es sencillo, y otra vez el tamaño: justo, preciso para cumplir su rol, que no es más que informar una simple dirección de domicilio.

El interior

Aquí vemos el living, que continúa respetando el tono blanco que desde el ingreso nos acompaña, pero esta vez un muro de ladrillo a la vista marca el contrapunto con su rusticidad. El espacio es abierto: se aprecia la cocina americana y un comedor al fondo. También hay estantes ocupados, que permiten mantener el orden en una zona donde la actividad es diaria y constante    

Mesa reciclada

Desde luego el juego de lámparas asombra: la caída recta de las ampolletas aportan con delicadeza, y la combinación de colores con dinamismo, pero miren la mesa. ¡Está reciclada! Se trata de un pupitre rectangular, cuya superficie fue completada con una tabla de madera blanca para evitar el desnivel. La pintura de las cuatro patas está resquebrajada, lo que sólo deja de manifiesto el paso del tiempo, que aquí es un valor agregado.

La cocina

Este es el tipo de cocina que abunda en la oferta inmobiliaria: reducidas, mínimas, casi sin espacios para los errores. Acá las repisas y cajones son fundamentales: usarlas bien y estratégicamente es imprescindible. ¿Qué quiere decir eso? Una repartición coherente de las herramientas de cocina según el uso que les damos. La clave aquí en el mesón desocupado, donde el cocinero (gracias al orden antes comentado) tiene libertad de espacio para moverse, equivocarse y crear.

Si te gustó este proyecto, seguro podría interesarte también: Mi departamento necesita un cambio ¡Ya!

Un reloj que regala espacio

La casa es pequeña, lo sabemos, entonces hay que jugar con las murallas y la sensación de espacialidad. Este reloj es transparente y está instalado en la puerta que conduce al dormitorio, por ende se ve desde el living. Su lugar y diseño no son al azar: de lejos, parece a penas el dibujo de un reloj delicado y moderno, que en vez de quitarnos espacio, nos lo regala  a través de la transparencia de su interior. 

Dormitorio

Una casa pequeña no necesariamente se traduce en incomodidad. Acá vemos el lugar de descanso de los habitantes: una cama de dos plazas que cabe perfectamente en una pieza sin grandes pretensiones, de nuevo blanca, esta vez casi sin detalles que distraigan la atención. La impronta es íntima. Y a pesar del aparente poco espacio, la sensación es que nada falta.

El baño

Este es un pasillo por donde el habitante debe desplazarse. Al fondo se ve la ducha, que no es más que una llave y un viaducto donde transita el agua, perfectamente aislada del piso pero sin romper la armonía del lugar. El espejo se adapta al plano de la casa: es rectangular y se desplaza hasta la entrada. Una hilera de cajones acompaña el trayecto, que está perfectamente iluminado para aprovechar cada rincón. 

¿Qué te pareció este proyecto? Cuéntanos si se ajusta a las medidas de tu casa para desarrollarlo...
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!