Antes y Después: Las mejores remodelaciones

Katherine Aguilar Katherine Aguilar
Google+
Loading admin actions …

Hoy traemos una vivienda de un piso y veremos como en pocos metros se resuelve lo necesario para tener un hogar acogedor y confortable, una remodelación sencilla pero contundente a través de cambio de materiales y de echar unas cuantas manos de pintura en las paredes. Un cambio en los muebles también ayudará a obtener la sensación de más m2 cuadrados aunque no sea así. Descubramos juntos el maravilloso cambio que realizó el estudio de Naver.

ANTES: Una cocina desvastada

Al entrar a la cocina nos encontramos un espacio descuidado, diminuto y que por sus muebles en mal estado tampoco hacen de él, un espacio agradable, una cocina de dos hornillas completamente improvisada, con una perfilería pesada que la separa de la sala.

DESPUÉS: Una cocina renovada

Y observemos el cambio radical que se planteo, primero nos volamos todos los gabinetes que se encontraban en mal estado, la cerámica fue sustituída por las de dimensiones rectangulares y trabajas cual ladrillos, lo que otorga un ambiente de diseño, dos colores hacen acto de presencia el negro en toda la parte baja y en los muebles suspendidos se visten de blanco lo que los hace mas ligeros a la vista y logran un ambiente iluminado, las hornillas se empotran, teniendo un nivel de tope continuo.

ANTES: Una fachada original

Como primera instancia conseguimos una fachada tradicional con paredes y columnas de piedra, un pasillo o galería de antesala que nos recibe con perfilerías de madera oscura, haciéndose pesados a la vista. Un montón de elementos tirados o colocados sin sentido a aparente veamos cual fue el cambio realizado en el interior. Como vimos en la imagen anterior las escalinatas se eliminan para colocar una gran terraza que nos recibe una vez estamos a nivel de acceso.

DESPUÉS: Una fachada renovada

Esta es la primera imagen que tenemos de la vivienda, una galería con columnas que nos reciben de manera asombrosa, veamos que las paredes y estructura es de ladrillo que en este caso es pintado de gris, si queremos mantener la elegancia y la sobriedad de ambientes, este color siempre será una buena opción, aunque en el caso de los materiales como el ladrillo o piedra siempre es mejor dejarlo en su estado natural, por un respeto hacia ellos. Veamos que la perfilería se encuentra blanca, impoluta, mientras que la puerta principal es oscura, pesada y de madera lo que nos puede dar indicios de su estado original.

ANTES: Una sala pesada

En la vivienda anterior cuando entrabamos a la sala conseguíamos un espacio luminoso, mientras que aquí vemos un ambiente oscuro por el techo y las paredes de madera, obligando a utilizar la luz artificial y sin ahorrar electricidad, una pared de fondo con muchos relieves y elementos que la ensucian, dejando de lado el diseño limpio y controlado, los muebles oscuros de cuero tampoco ayudaban a aligerar el ambiente. El piso de un lugar a otro se transforma sin seguir un patrón aparente.

DESPUÉS: Una sala luminosa

Al entrar al hermoso hogar encontramos un ambiente completamente iluminado y magnifico, gracias a los grandes ventanales, pero ¿cuál es el descubrimiento que hacemos?, veamos que por dentro la perfuilería es blanca hasta en la entrada principal, la puerta de madera original fuerte y pesada se queda del lado de la fachada, mientas que se genera un nicho acristalado como hall de entrada, el piso es de madera clara aliviando el espacio. Los muebles minimalistas y puntuales.

Recomendado: De cierre de pandereta en ruinas a ¡Entrada de lujo! 

ANTES: Un cuarto repleto

Veamos que la zona del cuarto anterior aunque sus paredes y techos son blancos se siente lleno de cosas y todo es por la escogencia del mobiliario, un mueble que sirve como closet pero de unas dimensiones enormes, un color pesado al igual que el mueble del televisor, no digamos que el mueble es feo porque tiene su encanto pero el lugar no es apto para el.

DESPUÉS: Un cuarto despojado

Wao! esta es la reacción al ver el cambio del cielo a la tierra que se suscito en este espacio ¿no les parece?, veamos como todo se tiñe de blanco, pero son dos blancos distintos, el del techo es mucho más claro que el de las paredes, ¿lo logran ver?, esto es una buena técnica sino lo quieren hacer tan monótono y manteniendo la elegancia, un pequeño escritorio sencillo en su diseño y con una tela estampada que le otorga personalidad, una silla de diseño es el punto de color a lo largo del cuarto y una ventanilla larga da hacia la sala, anunciando lo presencia de alguien en el cuarto al emitir la luz del mismo.

Recomendado: Antes y después de una casa triste

DESPUÉS: Una zona de descanso

Nos despedimos con esta bella imagen, donde tanto la cama como las mesitas de noche nos sonríen y nos dicen aquí estamos para ti, un diseño minimalista, sencillo, impecable y agradable que nos invita a reposar y a ver con ternura esa diminuta y tierna mesa que sostendrá en su seno ese libro que tanto amamos y que estamos locos por leer. Una remodelación que nos invita a soñar y a darnos cuenta que no se necesitan tantos elementos en el ambiente para sentirse en calor y en un hogar de paz.

¿Qué te parecieron estas transformaciones? Te atreves a realizar una en tu casa...
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!