Estufas a Leña: Las Mejores Aliadas Cuando se Busca Combatir Eficientemente el Invierno | homify

Estufas a Leña: Las Mejores Aliadas Cuando se Busca Combatir Eficientemente el Invierno

Raymundo Avalos Robles Raymundo Avalos Robles
SAFRETTI, ELEMENTO 3 DISEÑO SA DE CV ELEMENTO 3 DISEÑO SA DE CV Livings de estilo moderno
Loading admin actions …

En los países de nuestra región, el frío suele ser bastante difícil de transitar, aunque es cierto que las temperaturas tampoco llegan a ser tan agresivas como en países nórdicos. No obstante, contar con buenos sistemas de climatización es fundamental si buscas que tu familia se sienta cómoda dentro de casa. Así como en determinados meses el calor hace necesaria la existencia de un acondicionador de aire que refresque el ambiente, en los que vienen se debe contar con al menos un calefactor para aumentar la temperatura de los ambientes más concurridos.

Si eres de los que sufren bastante el frío y usualmente padecen las consecuencias de no estar en un ambiente acogedor, a continuación te hablaremos acerca de los aspectos más importantes de las estufa leña: por qué contar con una de calidad, sus funciones, ventajas, la relevancia de la empresa Bosca en nuestro mercado, y mucho más.


¿Por qué tener calefacción en casa?

Como todos sabemos, la razón principal que amerita tener sí o sí una estufa pellets o de cualquier tipo es que combata el frío invernal que penetra por las puertas, ventanas e impacta de lleno en las paredes. Por más que en ciertas localidades algunos días son más llevaderos que otros, la realidad es que disponer de un sistema seguro permitirá hacerle frente a la imprevisibilidad propia de los tiempos que corren. 

Entre las tantas cosas que podemos ir adelantando, una Bosca a leña mejora la salud de los habitantes, la estructura del hogar, y garantiza el bienestar en los días que se hace muy difícil salir por las condiciones adversas del tiempo. 

“En falabella.com puedes encontrar una amplia oferta para equiparte y prepararte para este invierno. Diferentes marcas de electrodomésticos y accesorios originales con tecnología, así como también sus alternativas a leña con las boscas y salamandras que se encuentran entre los miles de productos disponibles para nuestros clientes en el mismo lugar”, comenta Cristián Echeverría, gerente de Electro de falabella.com.


Calefacción y salud

Con respecto a la salud, la estufa a pellets será tu mejor aliada al momento de evitar contraer enfermedades propias del invierno, como alergias de todo tipo y los resfriados que impiden salir de casa porque generan dolores de cabeza, congestión general, fiebre, y más molestias indeseables. Sin embargo es importante que la ventilación sea buena para que la calidad del aire no se deteriore.

Sin estufas a pellet, en la casa aparecerán hongos, moho, manchas y más problemas directamente relacionados con la presencia de humedad que impactará de lleno en la salud de las vías respiratorias. Sumado a eso, las temperaturas extremas no podrán perjudicar la integridad estructural del inmueble porque el frío perderá fuerza. 

Confort térmico

En invierno se hace mucho más complicado estar cómodo incluso dentro de nuestro propio hogar. Durante el verano se disfruta a pleno de la piscina si hace calor, pero cuando llega el frío sólo se puede combatir con una abultada cantidad de abrigo o una estufa a leña acorde al ambiente. Ponerse bastante ropa permite llevar a cabo las rutinas con normalidad, pero la idea es que dentro de casa no tengas que circular por los ambientes como si fueras un muñeco rígido. Al elevar gradualmente la temperatura con el sistema de calefacción, entrar al hogar será todo un placer. 

Incluso una estufa leña pequeña puede cambiar por completo las sensaciones dentro de casa, aunque es verdad que deberá estar prendida por demasiado tiempo y eso significará un gasto extra en combustible. Al tener una temperatura agradable, podrás descansar como mereces, trabajar cómodamente, jugar con la familia, etc. 

Funciones y características de una estufa de leña

Esta clase de calefactores se distingue por usar madera como materia prima para el proceso de combustión, siendo las estufas a pellet el ejemplo perfecto. “Hogar” se llama a la parte en la cual se almacenan los leños, y cuanto más grande sea más alta su capacidad y tiempo de autonomía de la misma. Si es bastante potente entonces calentará mayor cantidad de espacio en poco tiempo.

Al hacerte con una estufa a leña oferta podrás combinarla sin problemas con un horno o cocina para que la calefacción sea óptima. Es un artículo que viene con una puerta principal hecha con vidrio limpio/vitrocerámica que facilita el mantenimiento. Su combustible destaca por ser seco, fácil de encender y dar calor varias horas controlando que no salga el humo al exterior. Las que no son con pellets usualmente emplean roble por dar más calor que el pino.

De acero o con hierro fundido

Por el material de fabricación generalmente viene en dos modelos, la estufa leña de acero o la de hierro fundido. Ambos tienen sus pros y sus contras, tales como: 

Hierro fundido

Son las más robustas y por su duración no tendrás que cambiar la estufa a leña por más de 10 años. Como su inercia es muy alta tardan más en calentarse y liberar el calor al exterior, pero una vez logrado continuará expandiéndolo por bastante tiempo. Su calor es directo, radiante y constante, motivo por el cual recomendamos que la coloques lejos de personas, cortinas y muebles inflamables. Si vacacionaste en una casa de campo seguramente hayas visto una de estas en la chimenea. Su estética de corte salvaje las hace un objeto decorativo aparte, siendo perfectas para estancias que desean mostrar rusticidad.

Acero

La liviandad de su estructura hace que una estufa Bosca de acero tenga menor inercia, lo que implica que se calienta a una velocidad muy superior pero tarda menos en enfriarse una vez apagada. En su interior casi siempre tienen un material refractario, como la cerámica, que amplifica tanto la inercia como la capacidad calorífica. 

A su vez, están las de doble combustión que mejoran el rendimiento y disminuyen las emisiones al hacer uso del calor de los gases generados. Son hasta un 80% superior en cuanto al aprovechamiento de los recursos. 

Cabe destacar que los equipos a leña simples tienen rendimientos que no llegan al 70%, y cuanto más alto sea ese porcentaje, menos energía consume y más dinero se ahorra a largo plazo. Suelen emitir calor por convección, lo que significa que calientan el aire y lo distribuyen por todo el ambiente. Una estufa a leña Bosca emitirá radiación desde el cristal. 

Ventajas

Las ventajas son muchas y variadas, por lo cual destacar sólo algunas ha sido algo bastante complicado. No obstante, debemos mencionar que incluso una estufa leña pequeña es bastante más ecológica que las de gas natural, pues quemar restos de poda y troncos no es lo mismo que hacer uso de gas. Sus emisiones son neutras, de manera que no ayudan al efecto invernadero. Otro punto a favor es la eficiencia térmica, porque cuando la cámara está cerrada casi no se desperdician recursos. Para calentar el agua de la ducha y grifos pueden conectarse a circuitos de la casa. 

Si el mantenimiento y la limpieza es realizada de manera periódica, una estufa podría durar hasta 15 años aproximadamente, algo que las calderas son incapaces de hacer. Si quieres mantener la garantía intacta contrata a un especialista, pero si no invertirás en eso podrías hacerlo tú mismo. La leña es más económica que sistemas como el gas o la electricidad, siendo otro argumento válido para aprovechar la estufa a leña oferta que viste en internet. 

Con respecto al mantenimiento, basta con desarmarlas parcialmente una vez por año para limpiar los residuos generados por la combustión. Haciendo eso estará lista para usar por bastante tiempo. 

La atmósfera creada por una estufa pellets es incomparable a cualquier otro sistema de calefacción. Eso se debe a que ubicarse frente al fuego a leer un libro o juntarse para hablar con amigos tiene un encanto intrínseco insuperable, siendo infinitamente más atractivo que usar un panel o una estufa a gas. Como si todo lo anterior fuera poco, es posible calentar y tostar ciertos alimentos en un equipo a leña. Tal es así, que ciertos modelos traen un compartimento específico que funciona como pequeño horno. 


¿Cómo encender una estufa de leña?

Encenderla es algo realmente fácil de hacer. Si fue usada previamente, deberás aspirar los restos de ceniza que hayan quedado, y puedes usarlos a modo de abono para la tierra por sus nutritivas propiedades. Para ayudarte podrías hacer uso de algún producto que acelere la combustión, como por ejemplo las pastillas de encendido. Estas se colocan en la base de los leños que se ubicarán de forma piramidal con los más grandes abajo y los más pequeños arriba. 

Es fundamental abrir el tiro de la chimenea cuando cierres la estufa, pues generará una corriente de aire de abajo hacia arriba que avivará el fuego en todo momento e impedirá que se apague por falta de oxígeno. Una vez esté prendida y haya brasa, tocará ir agregando nuevos leños de a poco. Recuerda nunca cerrar del todo el tiro de la chimenea con el fin de que el fuego no se consuma rápidamente. 

Bosca

En nuestro país hay muchas grandes empresas dedicadas a la fabricación y distribución de calefactores, pero pocas son mejores que Bosca. Fue fundada en las 1985 gracias, en parte, a neozelandeses que viajaron hasta aquí para invertir en la novedosa y poco popular tecnología de doble combustión. 3 años después, la organización hizo oficial la salida de dichos socios para pasar a manos 100% chilenas, dando origen a una época exitosa para gerentes, empleados y público en general. 

Desde el 2013 tienen un convenio con Grupo LATYN SA, una firma argentina del área sanitarista, para comercializar y distribuir las Bosca a leña y sus variantes en todo su extenso territorio. Su nombre no es una mera ocurrencia de una o varias personas, significa: Burn Own Smoke Clean Air, y hace referencia a la tecnología que te contaremos casi al final.

Su fábrica

Se ubica en la Región Metropolitana de Huechuraba, cerca de Santiago. Tiene más de 15 mil metros cuadrados de superficie y más de 300 personas trabajando diariamente para proporcionar estándares de calidad altísima en cada uno de los productos Bosca. Su actividad principal es la fabricación de estufas y vaya que lo han hecho bien. 

Los empleados del Departamento de Desarrollo crean los planos que luego se mandan a recrear al pie de la letra, dando lugar a la estufa Bosca que luego se ve en los hogares. El doblado, ensamblado del acero, manufactura, soldado, terminación y control de calidad sería imposible de lograr sin los planos correspondientes. El 2014 fue un año muy importante porque expandieron la planta productiva e incorporaron tecnología de punta para optimizar los procesos. 

¿Por qué una Bosca?

El sistema de doble combustión de cada estufa a leña Bosca garantiza un altísimo rendimiento de la madera, generando un calor limpio, seco y cómodo sin dejar de evitar que los desechos contaminen el ambiente. Así, los restos de madera combustionada se mantendrán siempre dentro del equipo. Casi 40 años de liderazgo no son algo que se pueda encontrar en todas las empresas de calefacción, y las Bosca destacan por ser referentes en cuanto a la calidad, innovación y sistemas tecnológicos.

El impacto ambiental es algo que sí les quita el sueño, a tal punto que se caracterizan por ser la primera empresa de Latinoamericana en obtener certificación EPA (Estados Unidos) y la homologación CE (Comunidad Europea). Actualmente son los líderes de su sector por la relación calidad-precio y la facilidad que tienen para emplear materiales de calidad para su fabricación, como por ejemplo el acero. 

Doble combustión

La doble combustión, también llamada combustión lenta, es un procedimiento que usa los gases resultantes de la primera combustión. Los toma y, antes de que salgan por el tiraje de la chimenea, lo hace recircular para volver a quemarlo dentro de la caja de fuego. De esta manera, una estufa a pellets Bosca genera mucho más poder calórico en poco tiempo y sin usar tanta madera para hacerlo. Disminuye la generación de partículas y gases nocivos casi 20 veces más que una estufa tradicional.

Recomendamos que tengas al menos una estufa a leña en tu hogar para no sufrir en ningún momento el frío del exterior. Tu familia se mantendrá saludable, podrán reunirse junto a ella y disfrutar al máximo de todos sus beneficios.


¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
¡Contáctanos!

Destacados de nuestra revista