963 Contratistas Generales

Área de Servicio

Como bien sabemos, el proceso de construcción de una vivienda resulta una tarea de alta demanda en muchos sentidos, tanto para el cliente como para el equipo de construcción, incluido el arquitecto, quien debe diseñar, armar los planos y especificaciones del proyecto, entre otras cosas.

Este equipo de trabajo, habitualmente se compone, además, de constructores, subcontratistas y un contratista general. Este último es una persona u organización contratada directamente por el propietario para supervisar y dirigir la ejecución de las obras. Estos profesionales son expertos en una variedad de campos de la construcción y los responsables de la totalidad de un proyecto. 

Algunas personas optan por hacer el trabajo de un contratista general, no obstante, esto puede tornarse complejo si tienen pocos contactos en la industria y poca experiencia en el rubro. Sin duda, el beneficio de contratar a uno puede significar que usted delegue y deje todo en manos de estos profesionales. 

¿Qué hace exactamente un contratista general? 

El trabajo de un contratista general comienza con la búsqueda de un proyecto y la presentación de ofertas de construcción con el propósito de hacerse cargo de este proyecto. Son los responsables de obtener todos los materiales, mano de obra y equipos necesarios para materializar un proyecto de construcción y desde luego, instruir, supervisar y motivar a los trabajadores en terreno. 

Asimismo,  al ser la persona que se relaciona con todos, pues debe estar en permanente comunicación con el cliente, los constructores, los proveedores y con el arquitecto, es responsable de que se llegue a una solución conjunta cuando surgen inconvenientes o complicaciones de diferente índole. es responsable directo de todas las complicaciones o inconvenientes que puedan surgir en el proceso. En la industria, existen diferentes tipos de contratistas generales. 

Es imprescindible tomar este dato en consideración a la hora de seleccionar un profesional de acuerdo a las necesidades y requerimientos particulares. Por ejemplo, si se trata de una obra de construcción de gran escala que requiera una inversión importante de tiempo, los contratistas generales corporativos son los ideales. Tendrán un equipo listo para ayudarle con el trabajo que requieras. 

¿Cómo encuentro al contratista general óptimo y qué debo tomar en consideración a la hora de seleccionarlo? 

El mejor momento para contratar a un contratista general es cuando el trabajo del arquitecto ha concluido y nos disponemos a convenir con los constructores. O bien, es el mismo contratista quien nos recomienda a los trabajadores con la mejor reputación en la industria. En primer lugar, es imprescindible que al momento de reunirte con el profesional, te enfoques en averiguar la mayor cantidad de información posible sobre su modo y su ritmo de trabajo. 

Puedes comenzar informándote acerca de sus proyectos anteriores. Ideal sería que trajera consigo algún portafolio para tener una noción exacta de su trabajo y de los clientes con los que trabajó con anterioridad. Por otra parte, deben discutir a priori sobre la duración de las obras de construcción. Hay algunos profesionales muy  metódicos y organizados, que crean esquemas de trabajo basados en el tiempo proyectado para una tarea específica. 

Otros, prefieren acordar la duración directamente con el cliente ya que deducen que siempre existen contratiempos y retrasos por diferentes motivos. En cuanto a los costos del trabajo, es fundamental que con una cotización en mano evalúes con respecto a otros profesionales de similar talla. La idea es poder deliberar y tomar la mejor decisión sobre la edificación de tu hogar u otro tipo de obra en la que estás comprometido.