7,324 Diseñadores

Área de Servicio

Diseñadores

Todos deseamos vivir en un lugar confortable que se ajuste a nuestras necesidades y que además luzca estético. Hacer realidad la casa de nuestros sueños es muchas veces una tarea complicada, ya sea por falta de tiempo o porque nos es difícil concretar las ideas que tenemos en mente. En estos casos, la persona indicada para ayudarnos es un diseñador.

Un diseñador se encarga de crear espacios confortables que se adapten al estilo de vida de sus clientes, ya sea para una vivienda, una oficina o un local comercial. El diseñador tiene conocimientos de arquitectura y construcción que lo habilitan para tomar decisiones en cuanto a la estructura de una edificación. El diseñador también se encarga de la parte estética del trabajo, poniendo atención en los últimos detalles y en la decoración.

El rol más importante del diseñador es el de administrar el proyecto. Coordinar la mano de obra, que incluirá pintores, mueblistas, electricistas y proveedores; y obtener suministros a un precio razonable.

Este profesional diseña un espacio interior a partir de las necesidades de sus clientes que puede incluir desde cómo aprovechar la luz natural hasta que tipo de plantas se usaran para adornar.

Existen empresas de diseño y construcción que entre sus profesionales incluyen a los diseñadores, como también hay diseñadores que prestan sus servicios de manera independiente.

Diseñador de interiores o decorador ¿cuál es la diferencia?

Por lo general existe una confusión entre estas dos profesiones. El diseñador, tiene conocimientos que le permiten hacer cambios estructurales, se encarga de aprovechar los espacios según la necesidad del cliente. El decorador se encarga de los detalles para generar un espacio atractivo. Los colores a utilizar, el tipo de muebles, si van plantas o no. Estampa en un ambiente el estilo que busca el cliente. Por lo general los diseñadores de interiores hacen el trabajo del decorador.

Tipos de diseñadores

Diseñador de interiores: Se especializa en viviendas, locales comerciales y oficinas. Su rol es el de acomodar los espacios a las necesidades del cliente. Por ejemplo, si en la oficina trabajan personas discapacitadas, el diseñador de interiores se encargará de hacer un espacio en el que sea fácil transitar en silla de ruedas, que incluya pasillos amplios y rampas.

Diseñador de muebles: Crea diseños de mobiliario para cadenas de producción en serie o diseños exclusivos para un cliente específico. Los diseños van desde sillas y sillones hasta mesas de comedor, estantes y mostradores. El diseñador de muebles, diseña y crea a partir de una conversación con el cliente que debe responder a las siguientes interrogantes: Cuál es la función del mueble, quién lo utilizará, es para un local comercial, oficina o vivienda, cuál es el presupuesto disponible.

Diseñador de producto: Crea diseños tridimensionales de artículos para el hogar como utensilios y electrodomésticos, y aparatos industriales. Todo lo que utilizamos en el día a día ha sido diseñado por uno de estos profesionales. Para realizar su trabajo el diseñador necesita saber cuál es la funcionalidad que tendrá el producto, cuál es el aspecto que busca el cliente, cuáles serán los métodos de producción, los requisitos técnicos y cuál es el presupuesto disponible.

Que tener en cuenta antes de elegir un diseñador

Estilo y trayectoria: Existen diseñadores especializados tanto en oficinas, como en locales comerciales y  viviendas. Elige un diseñador que se adecue a lo que necesites. Mira el portafolio del diseñador y antes de contratarlo asegúrate de que su línea de diseño está en concordancia con el estilo que buscas. Si no quieres entregar cien por ciento el control creativo, asegúrate de hacérselo saber al diseñador antes de elegir.

Presupuesto: Si tienes un presupuesto ajustado, cotiza con varios diseñadores antes de cerrar el trato. Pregunta si es posible abaratar costos de alguna manera. Puede ser que un diseñador tenga más contactos que otros y pueda conseguir proveedores más baratos. Evalúa las opciones que te ofrecen antes de tomar la decisión.

Fecha límite: Cuanto cotices con los diseñadores, pregunta en cuánto tiempo estará listo el proyecto. Dependiendo de la cantidad de mano de obra que manejan, o de la rapidez de acción de sus proveedores esta fecha puede cambiar. Evalúa si lo que necesitas en hacer el proyecto rápidamente o si lo más importante es abaratar costos.