Diseñadores de cocinas en Santiago: Encuentra Diseñadores de cocinas | homify

6 Diseñadores de cocinas en Santiago

Área de Servicio

Lo que tienes que saber sobre los diseñadores de cocinas en Santiago y otros tips:

Santiago de Chile es una de las urbes más vibrantes del hemisferio y como tal, tiene la vista puesta en el futuro en términos de arquitectura y diseño, aunque los profesionales de estas disciplinas muchas veces buscan preservar el rico legado estilístico de una ciudad con tanta historia y tan diversas influencias. Como pasa en otros lugares de Chile y desde luego de América Latina, a la estética nativa se le fue sumando el estilo colonial proveniente de España, así como diversos ismos o movimientos provenientes del Viejo Continente que acompañaban a las colonias italianas, alemanas, británicas y francesas que se asentaban en la capital. El estilo de una ciudad siempre pasa a reflejarse en sus interiores y la cocina no es una excepción. De hecho, los diseñadores de cocinas en Santiago, se manejan entre dos propósitos bien diferenciados, que son, por un lado, preservar los estilos coloniales y bellepoquianos de otros siglos, adaptándolos a la vida contemporánea sin desvirtuarlos y, por otro lado, abrazar el estilo Internacional que tan interesante se ha vuelto en esta ciudad en las últimas décadas. Ya desde los inicios del Modernismo, la capital de Chile abrazó esta estética, dando lugar a obras realmente notables de este estilo. Muchas de las premisas modernistas y presentes en otros movimientos derivados de éste se abrieron camino cambiando la fisonomía de las cocinas santiagueñas para siempre. Hoy en día, es Santiago la ciudad chilena en la cual las cocinas modernas y minimalistas rompen barreras y según nos cuentan los diseñadores de cocinas en Santiago, estos son los estilos más solicitados por los mandantes en esta ciudad, especialmente los que viven en edificios de departamentos de factura y estética muy contemporánea, con grandes ventanales y vistas panorámicas. Es importante siempre que sea posible, contratar diseñadores de cocinas en Santiago, si no son oriundos de la ciudad, que al menos lleven en ella el tiempo suficiente como para haber podido entender el encanto único que la hace original y plasmarlo en elementos que le inyecten a la cocina ese sabor local tan especial. 

¿Cómo puedo ponerme en contacto con diseñadores de cocinas en Santiago?

A través del directorio de profesionales de los rubros de arquitectura, paisajismo, construcción, diseño y decoración, divididos en ciudades, es muy fácil para los usuarios de homify contactar a las personas indicadas para cada obra. Los potenciales clientes pueden acceder a los perfiles de los diseñadores de cocinas en Santiago, conocer los proyectos en los que han participado, realizarles consultas gratuitas y decidirse por el profesional que les parezca idóneo para el trabajo en cuestión.

El diseño de cocinas y su funcionalidad

La cocina es un recinto esencialmente activo y complicado, comparable dentro de un hogar sólo con los baños. Así como en el dormitorio o el living predomina la pasividad, en la cocina necesitamos una distribución que nos permita movernos de acá para allá con comodidad y soltura. Requiere de espacio de guardado bien pensado porque necesitamos agrupar ciertos elementos para tenerlos a la mano mientras cocinamos y la hornalla o el horno están calientes. Tenemos que poder albergar artefactos y aparatos grandes y variados que van desde la heladera al horno de microondas, pasando por hornallas, horno, lavaplatos automático y la gama de los más chicos, como licuadoras, tostadoras o cafeteras. Por si fuera poco, también hay que guardar la comida, perecedera y la que dura más tiempo, necesitamos espacio para la vajilla, la cubertería, la cristalería y la mantelería. En la cocina, pues se cocina, pero además hay que lavar y limpiar y lo que usamos durante esta actividad se ensucia en serio. El mensaje es el siguiente: la cocina es un recinto de mucha complejidad. Los diseñadores de baños y de cocinas, afirman que estos son los espacios más complicados de una vivienda a la hora de diseñarlos. Como pasa en todos los espacios interiores, el diseño de la cocina se adaptará a las necesidades de quienes la habitarán y al espacio con el que se cuenta para diagramar el plano. Existen cocinas modulares, que se arman justamente en módulos que ya vienen pre-construidos, o sus muebles como gabinetes, estantes, alacenas y mesadas pueden construirse allí mismo y que son muy populares por su versatilidad y precio. La distribución otro es vital y los diseñadores de cocinas piensan cómo hacerle la vida más fácil a quien vivirá en este espacio teniendo en cuenta el flujo y el movimiento y la ubicación más idónea de los artefactos y las superficies de trabajo.

Distribución de la cocina y triángulo de trabajo

Existen diferentes tipos de distribución de cocinas, dependiendo como lo comentábamos más arriba del plano de este espacio que buscan optimizar cada centímetro y hacer que este recinto sea lo más eficiente posible. La diagramación, por tanto, determinará la mejor manera de aprovechar los metros de los que se dispone, la distribución de los muebles y artefactos y los espacios vacíos para el desplazamiento. Dependiendo de esto tendremos cocinas en forma de G, de U, de L y finalmente lineales. Otro aspecto a tomar en cuenta es el llamado triángulo de trabajo. Llamamos así a una teoría relacionada específicamente con el diseño de cocinas, de la cual empezó a hablarse en los años 40 en la Escuela de Arquitectura de Illinois. El triángulo de trabajo es la distancia ideal que debería existir entre 3 puntos importantes: el de almacenaje, generalmente comandado por la heladera, el de cocción que lo constituyen hornallas y hornos y el de limpieza que sería el lavaplatos y el lavaplatos automático si lo hay. Según esta teoría, el triángulo debe tener lados más o menos equidistantes y no debería existir ningún obstáculo entre estos 3 puntos. Muchas veces vemos islas que tienen lavaplatos u hornallas y generalmente esto sucede justamente para cumplir con este principio.