483 Piscinas & Spa

Área de Servicio

Antes de que empiece el verano por calendario, ya se comienzan a observar atisbos de los primeros rayos de sol de la estación. Los niños salen de vacaciones, la ropa liviana hace su aparición por las calles, estos son los primeros indicadores para inaugurar oficialmente la temporada de piscinas públicas y privadas.

Si está considerando construir una, existen bastantes factores previos a estimar para no tomar decisiones apresuradas que pueden suponer costos innecesarios de tiempo y dinero. 

Empresas especialistas en la construcción de piscinas y tinas calientes 

Las empresas dedicadas a la construcción de piscinas, salas de hidromasaje y saunas son lideradas por equipos de profesionales integrales que buscan alcanzar en todos sus proyectos la satisfacción de sus clientes. Lo primero que ellos consideran es el espacio disponible con el que se cuenta. Las medidas de la superficie efectiva con la que disponemos, es un dato necesario a la hora de decidir qué clase de piscina se adapta mejor a nuestro jardín en términos funcionales y estéticos. 

De nada sirve soñar con una piscina monumental que ocupe prácticamente todo nuestro patio y no deje lugar para las áreas verdes. Su construcción debe estar supeditada a la armonía general de la casa, en este sentido, que incluye desde luego las zonas exteriores. Seguidamente y teniendo en cuenta con qué terreno contamos, podemos proceder a escoger qué tipo de piscina anhelamos. 

Este aspecto tiene relación directa con las bases estructurales arquitectónicas de nuestra vivienda. El profesional a cargo, probablemente se dará cuenta de inmediato si el proyecto que deseamos llevar adelante es viable para el tipo de suelo, los cimientos y el estilo de de construcción que posee nuestra casa. Y rápidamente, nos entregará un estudio técnico sobre las posibilidades, las desventajas y lo recomendable desde su perspectiva. Esto sin considerar aún los medios financieros a disposición. 

Tomemos un ejemplo. Si nuestra casa no está precisamente ubicada en un cerro, o en un espacio con perspectiva abierta y libre, probablemente una piscina con caída tipo cascada no resulta idónea. Asimismo, si disponemos de un terreno irregular y en relieve, una piscina a ras de suelo tampoco cumpliría su cometido. Si nuestro jardín es muy pequeño, sería interesante tantear la posibilidad de instalar una piscina con hidromasajes al interior de la casa. Nuestro patio interior con alberca sería la sensación entre nuestros conocidos. Más espectacular aún, si ésta atraviesa las habitaciones como simulando un río. 

El mismo fenómeno ocurre con los saunas o tinas de baño caliente- más conocidas como Hot tubs-. Si bien le dan un toque genial a nuestros espacios, debemos evaluar muy cuidadosamente dónde instalarlas y todo lo que implica su construcción. De todas maneras, se hace necesario comprender que, lo que anhelamos no necesariamente es lo más favorable. Otros puntos sobre los cuales reflexionar son; el diseño y forma que nos gustaría que tuviera la pileta y los materiales que se utilizarán para su edificación.

¿Qué debemos considerar a la hora de escoger una empresa o grupo de profesionales dedicados al diseño y construcción de piscinas? 

-¿Cuántos años de experiencia tiene? 

-¿Me podría mostrar algunas referencias de sus proyectos pasados? Solicitar fotografías. 

-¿Cuál es la duración de las obras? 

-¿Cuál es el costo del proyecto? 

-¿Qué pasa si los costos superan el presupuesto inicial? 

-¿Qué inconvenientes detecta? 

-¿Me podría detallar qué función cumple cada trabajar de su equipo? 

-¿Qué pasa si tengo problemas de orden técnico posteriormente?

-¿Qué clase de piscina (sauna, spa, sala de hidromasaje, etc.) recomendaría para este terreno en particular? 

-¿Qué materiales son los mejores para esta clase de obra de construcción? ¿Cuáles aconseja? 

-¿Qué estilo o diseño de piscina iluminaría la ambientación?

-¿Es posible construir una piscina al interior de mi casa?