1,001 Restauración & Remodelación

Área de Servicio

¿Estás aburrido de tus viejos muebles? ¿Quieres darle un nuevo look a tu cocina o a tu comedor?

Hay quienes pueden pasarse la vida con las mismas cosas, sin embargo, otros necesitan experimentar permanentemente la sensación de cambio consigo mismos y en su entorno. Se la pasan trasladando el mobiliario de lugar, adornando los espacios vacíos o cambiando el color de pintura de las paredes. 

Normalmente, estas personas cuentan con una creatividad innata y son capaces de refaccionar con estilo cualquier objeto que tengan a su haber, utilizando simples e ingeniosas técnicas y procedimientos artísticos que han aprendido de manera informal. Los menos hábiles y menos atrevidos, buscarán recurrir a entendidos sobre el tema y encomendarán sus pretensiones sobre lo que desean renovar de su hogar. Restauración es un término que puede referirse a bastantes elementos. 

En primer lugar, la restauración especializada en la atención de bienes patrimoniales, es decir, la reparación y conservación de obras de arte. Igualmente, nuestros muebles pueden ser restaurados, lo que no necesariamente implica modificar el objeto o pasar de lo antiguo a lo moderno de golpe, como podría pensarse, sino conservarlo con su historia pero prolongándole la vida útil al utilizar algunas técnicas esenciales (limpieza, reparación de los desperfectos, lijado y barnizado, etc.). 

¿A quién puedo recurrir? 

Si aún no te atreves a hacer los cambios tú mismo, un maestro o técnico de la restauración será tu salvación. Aprecian lo antiguo, las piezas valiosas y conocen a la perfección cada detalle o cada imperfección tan sólo con darle un vistazo a un mueble. Tienen absoluta noción sobre el valor de cada objeto y algunos se presentan como verdaderos eruditos de la historia y de los orígenes de él. 

Algunos realizan un trabajo minucioso de carpintería, mientras que otros se dedican a la restauración de tapices y textiles o a enjuncar y barnizar sillas. En contraste, también están aquellos que se desempeñan en el trabajo de renovación, aportando un nuevo aire a un objeto al conferirle un acabado más actual con diseños más modernos. 

Sin duda, también hacerlo más durable, proporcionarle finas terminaciones siempre teniendo presentes las necesidades estéticas, funcionales y de confort de cada uno de los clientes. Actualmente, la restauración y la renovación son ocupaciones que están muy bien valoradas en el mercado. 

Cada vez con más frecuencia encontramos a gente joven que se dedica a la refacción de muebles y objetos, aun cuando antiguamente solía ser una actividad que se asumía por tradición familiar. Hoy encontramos grandes admiradores del Art Déco, Art Nouveau, Victoriano o Provenzal francés, por mencionar algunos importantes estilos del diseño de muebles. 

Qué debo tener presente a la hora de escoger al maestro que mejor se ajuste a mis pretensiones. 

Sin lugar a dudas, lo primero a considerar es su experiencia en la materia. No será lo mismo contar con un novato, que apenas ha restaurado un par de muebles en toda su vida profesional, que un maestro que lleva quince años de oficio. No debemos obviar la intuición que adquiere una persona dedicada por largo tiempo a esta labor. 

Sin embargo, tampoco nos podemos dejar llevar exclusivamente por la cantidad de años que lleva trabajando, ya que como en toda profesión o quehacer, existe gente talentosa e individuos que no lo son en demasía. En tanto, tal como algunos cuentan con su médico o dentista de cabecera, hay quienes cuentan con su maestro restaurador de siempre.

Así, lo recomendable es consultar con tus cercanos o amigos sobre quién puede tener el contacto de algún profesional ingenioso y eficiente. En otro orden de cosas, la duración del proceso de refacción y el valor de la mano de obra son dos aspectos que debemos estimar. Debemos tener claro de antemano las técnicas que utilizará y el resultado final que obtendremos de nuestros preciados muebles y objetos.