Florencia sanchez freelance

Florencia sanchez freelance

Florencia sanchez freelance
Florencia sanchez freelance
Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de Privacidad y acepto que mi información anterior sera procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro
¡Enviado!
¡El profesional te contestará a la brevedad!

Claves de decoración vintage que debes conocer

Para la mayoría de nosotros, nuestra casa o apartamento representa un espacio sagrado, una instancia de tranquilidad y comodidad, el lugar que refleja nuestra personalidad, nuestro estilo e incluso nuestro carácter.

Por lo mismo,  es importante que tomes tu tiempo al momento de escoger un estilo que será finalmente el que definirá tu hogar durante los próximos meses o bien años.

Existe una extensa lista de tendencias estéticas asociadas al mundo de la decoración y el diseño, sin embargo, el vintage es probablemente uno de los referentes al que más recurren quienes buscan darle un nuevo aire a un espacio personal, ya que mezcla lo refinado y el buen gusto de lo antiguo con lo innovador y el buen diseño de lo moderno.

Características del estilo vintage

Hoy en día, se habla de Vintage como un estilo retro o clásico. Sin embargo, esto es un error. El Vintage es la recuperación o rescate de viejas prendas u objetos antiguos, que aún no alcanzan a considerarse como antigüedades, pero que igualmente poseen cualidades estéticas a las que se les asigna un indudable valor.  

 Mientras que lo que intentan las creaciones retro es imitar o recrear artefactos o artículos antiguos que continúan siendo bien valorados.

Algunos aspectos a tomar en consideración sobre el Vintage;

Normalmente se trata de productos de muy alta calidad (materias primas de primer nivel). Exclusividad, por lo general fueron fabricados en pequeñas cantidades, por lo que el producto mismo tendría un valor mayor al ser un objeto más escaso y no un artículo de venta y consumo masivo. La historia, el valor que le otorga el paso del tiempo y sin duda el buen estilo.

Además de lo anterior, lo vintage se caracteriza también por tener un precio económico y al alcance del bolsillo y por poseer diferentes estéticas, que combinan los diseños, colores y estampados.

Es muy probable que todos tengamos un objeto vintage en casa sin habernos percatado hasta ahora.

¿Cómo decorar con artículos que ya posees?

Una de las claves fundamentales del estilo vintage es el reciclaje de artículos en desuso.

En este sentido, no necesitamos invertir grandes sumas de dinero para lograr nuestro objetivo, más bien utilizar nuestra imaginación y apelar a nuestro buen sentido de la estética.

Parte por buscar en la bodega de tu casa o apartamento, en las cajas viejas que tienes apiladas en el cuarto de huéspedes o en la casa de algún familiar o vecino, existen considerables objetos que las personas desechan porque ya no forman parte del nuevo estilo con el que desean vestir su hogar, sin embargo tú puedes darle un nuevo y elegante toque al tuyo tan sólo con un poco de visión y creatividad.

En primer lugar, debes tener la claridad para definir qué es lo que realmente te sirve y qué no, qué puede combinar para así armar un cuadro rápido en tu cabeza sobre el resultado final.

Es importante acomodar el mobiliario y cada pieza considerando la estética general del espacio que tenemos. Si ya no estás conforme con tus muebles, puedes pintarlos. Las mesas y sillas envejecidas de forma artificial con blanco le dan un aspecto antiguo y bello.

Una buena idea es recolectar botellas o frascos de diferentes tamaños y formas y darles un toque de color en tonos cafés para conseguir un look más anticuado o desgastado.

Logra tu living vintage

El living, es sin duda uno de los lugares más importantes de la casa. Es el espacio de sociabilidad y donde usualmente recibimos cordialmente a nuestros invitados.

Por ello, debe ser nuestro primer foco de atención a la hora de comenzar a realizar cambios en nuestro refugio.

Las cámaras de fotografía, radios antiguas y el viejo tocadiscos de la abuela, son objetos muy característicos del vintage. Ponerlos sobre una mesa de madera pintada de colores pasteles (crema, verde menta, rosado palo y la gama de blancos y grises por ejemplo) podría ser una estupenda idea ya que generan una sensación acogedora al espacio. Mejor aún si se viste el mueble con algún mantel floreado o estampado y se acompaña con una caja con vinilos viejos de rock clásico y jazz.

También, poner cuadros, fotografías de icónicas estrellas del cine, afiches de películas, de autos y motocicletas de época, mariposas y flores está muy en la onda de lo que deseamos apuntar.

Si necesitas más ideas sobre cómo adornar tu living, en Homify te sugerimos que te des una vuelta por las distintas ferias o persas que hay en tu ciudad, te sorprenderás la gran variedad de objetos que podrás encontrar, desde lámparas de pie antiguas, alfombras coloridas, hasta  juegos de vajilla de porcelana y sofás capitone para darle un aire vintage muy cool a tu living y a tu hogar en general.

Logra tu dormitorio vintage

Como mencionamos anteriormente, el estilo vintage no se define por tener una sola estética. Existe el estilo romántico, el normando, el étnico o bien puedes combinar dos o más para crear un efecto visual interesante, atractivo y menos mainstream que lo típicamente conocido como vintage.

El dormitorio- considerado como el templo, centro o corazón del hogar- puede constituirse como una buena oportunidad para jugar con los diseños y texturas. Innovar y mezclar diferentes estéticas vintage para proyectar una idea de síntesis, armonía y versatilidad.

En relación a lo anterior, las estanterías de suelo juegan muy bien acompañados de un viejo televisor de perilla rodeado de un par de combi en miniatura.

Para personalizar aún más tu dormitorio, una silla normanda, una lámpara de lágrimas y una desgastada maleta de viaje de tu tío podrían llevarte a ser catalogado como un experto que está muy al corriente de las nuevas tendencias de diseño y decoración.

Logra tu baño vintage

Para algunos, el baño puede significar sólo el lugar donde realizamos nuestra higiene personal. Para los más aventurados, una zona de la casa a la que se le debe dar igual importancia como al resto y un espacio al que sacarle mucho partido si utilizamos de buena forma los recursos que tenemos disponibles.

Nada más halagador que un comensal realice un buen comentario sobre lo original y de buen gusto de nuestro baño, considerando que es un lugar que nadie aparentemente parece notar.

Una vez que sabemos a priori como queremos decorar nuestro baño, comenzamos por escoger el color de las paredes, de preferencia colores claros y pasteles para otorgarle luminosidad y paz al ambiente. Si prefieres algo más sencillo, puedes optar por los clásicos papeles murales o bien los azulejos de cerámica con diseños. No nos olvidemos de los espejos, puedes encontrar una amplia variedad tanto en tiendas de mercado como en ferias de segunda mano.

Una idea simpática y simple es poner botellas antiguas de perfumes, colonias e incluso algún bonito botellón de licor con un delicado ramillete de flores sobre un estante o repisa.

Las estanterías envejecidas y los cuadros de madera lucen genial y le confieren un matiz distinto al típico cuarto de baño. Asimismo, las mesitas de metal y los jarrones.

Otra buena idea, pero que requiere de un poco más de inversión es conseguir una de esas bañeras con patas, propias de las novelas o películas que solían ver nuestros padres y abuelos. Pueden tener algo de color para combinarla con la resto de la gama cromática utilizada en el baño.

Por último, para conseguir un cuarto de baño absolutamente vintage y que causará furor entre tus amistades, debes poner atención en las baldosas.  El damero blanco y negro en el suelo es realmente atrevido.

Otras ideas creativas

Como se han podido dar cuenta, existe un sin fin de formas de organizar y decorar nuestros espacios ya sea con artículos comprados o bien reciclados. Un refrigerador colorido de los años cincuenta, un sillón y un juego de tetera y tacitas con flores en el baño pueden ser excelentes ideas en este sentido.

Algo que aún no hemos mencionado y que está muy de moda, son las mesas fabricadas con palets. Hay quienes las prefieren en tonalidades naturales y otros buscan darle otras coloraciones.

Expertos en decoración vintage

Si se cuenta con algo más de dinero, una buena alternativa es recurrir a expertos en diseño y decoración. Un decorador de interiores, un diseñador o en su defecto, un arquitecto. Ellos, sin duda sabrán a ciencia cierta cómo sacarle el mayor provecho a los ambientes potenciando ciertos elementos claves en cada lugar. Asimismo, se puede complementar con la gran cantidad de información que encuentras en la web y en las revistas de decoración.

De cualquier modo, darle valor a los ambientes adornándolos y embelleciéndolos no representa sólo una forma de validarnos frente a los demás o para hacerlos sentir a gusto con su presencia, sino también un reflejo de nuestra propia energía y espíritu de reinvención.

Admin-Area